sanitas

Visita a la Bodega Marques de Murrieta

No está comunicada por el Ave y solo tiene un pequeño aeropuerto con un único vuelo a Madrid, pero aun así la Rioja es la tercera zona interior del país más visitada. Cada vez que vamos a Logroño intentamos descubrir una bodega. Hoy hemos quedado en la Bodega Marques de Murrieta donde nos espera Miriam.

Nada más llegar nos invita a un café y nos explica que nos ha preparado un recorrido por los viñedos de Ygay, visita al edificio bodega fundacional de Marqués de Murrieta, el llamado Castillo de Ygay y una cata comentada de vinos.

Vemos que la bodega de elaboración está en obras y en proceso de rehabilitación por lo que no se visitará hasta nueva reapertura centrando las visitas en los viñedos y su joya centenaria, el edificio histórico fundacional totalmente reconstruido y recientemente reinaugurado.

Marques de Murrieta

Las visitas a la Bodega Marques de Murrieta.

Miriam y su equipo reciben visitas de todos los países, principalmente de Estados Unidos; también las visitan ingleses, franceses, muchísimos españoles, mucha gente del País Vasco por proximidad y algunos asiáticos.

Este público, que suele hacer escala en Logroño, como mucho 2 días, continúan ruta hacia Bilbao, San Sebastián y Barcelona .

En la zona hay hoteles maravillosos como por ejemplo el Hotel Viura de Villabuena.

Trabajan con cita previa para organizar los aforos, evitando que los grupos se crucen. Las visitas son de lunes a sábado, con grupos homogéneos.

No hay mínimo y el máximo son 16 personas. Es muy importante que la gente pueda preguntar y que no sea un monólogo del que se ocupa el guía conductor de la visita; por eso adaptan el discurso al visitante. Les gusta interactuar con ellos, cada visita acaba siendo una experiencia única.

El objetivo es que los visitantes disfruten. Se suele empezar por un recorrido por el viñedo, los rodean 300 hectáreas de terreno que están comunicadas con las bodegas, se sale al campo para poder ver cómo se construyen las 6 marcas que elabora Marques de Murrieta .

Después, visita al edificio del siglo XVI, construido en 1852 cuando Luciano de Murrieta, fundador de las bodegas, tenía solo 30 años.

Se trata de una joya centenaria de uso industrial, puesta a disposición de los visitantes. Su reconstrucción duró unos 7 años, hasta 2014; 6000 toneladas de piedras trabajadas a mano por un equipo de canteros gallegos fueron necesarias para mantener el estilo original. 

bbodega Marques de Murrieta

Los visitantes terminan con una cata de vino con material de apoyo, cada persona tiene su puesto, un kit de cata para que puedan seguir la cata con la información técnica del vino, consejos de servicios, etc 

La cata, es sin duda, la parte más importante de la visita, lo que se busca es que conozcan lo que hay detrás de la marca y vean cómo trabajan, cuál es la visión general y luego cómo esto se proyecta en los vinos.

Al final, cada visitante elige cuál es el mejor vino según su opinión. Se trata de una cata profesional, pero sin utilizar un lenguaje técnico, y es ahí donde el visitante tiene un papel totalmente protagonista, se lo pasan fenomenal, son momentos muy divertidos.

 

bodega Marques de Murrieta

Marques de Murrieta, una empresa familiar.

Marques de Murrieta es una empresa familiar, la fundó el Marqués de Murrieta en el siglo XIX. En sus inicios, juntó un viñedo de 68 hectáreas que se conoce con el nombre Ygay,  nombre geográfico al que pertenece a la localidad donde está ubicada la bodega.

Entonces Luciano de Murrieta fue nombrado Marqués de Murrieta, llevaba ya 20 años elaborando vino, en reconocimiento a las técnicas que utilizaba, pioneras para la época y que él aprendió después de una serie de viajes a Francia, que le llevaron a introducir las dos primeras herramientas para poder hacer un vino con la finalidad de exportación: la  despalilladorala barrica como base de transporte.

Esto fue un boom en la zona y, en cierto modo, los inicios que sentaron las bases de lo que es la marca Rioja hoy en día.

Luciano no tuvo heredero directo, deja la bodega a un hijo de un primo suyo, José Manuel Olivares, este sobrino hereda tanto la propiedad con sus 188 hectáreas de viñedos como el título  nobiliario. 

Desde 1911, los herederos del segundo Marqués de Murrieta se mantendrán en el proyecto hasta 1983 cuando entra la actual familia de propietarios, la familia Cebrián que compran la bodega.

Lo primero que hacen es mudarse a Igay para estar cada día liderando las riendas de su nuevo proyecto.

Marques de Murrieta
La presentación del 165 aniversario realizada por el maestro calígrafo Passalacqua.

Este año 2017 Marques de Murrieta celebra su  125 aniversario.

Es un momento precioso donde la cuarta parte de la producción se agota rapidísimo. Exportan a más de 44 países, una producción de un millón y medio de botellas de reservas y grandes reservas (no hacen ni vinos jóvenes, ni crianza) 

Llegan cada vez más buenos mensajes de la crítica internacional y muchos premios. En 2015 la Red de Capitales y Grandes Viñedos la eligió mejor bodega del mundo y es un honor cuándo viene de colegas de la profesión, bodegas americanas, australianas, italianas francesas. 

Actualmente la Bodega Marques de Murrieta tiene una plantilla de unos 50 empleados fijos. Todas las decisiones que toman son a largo plazo, las inversiones y… la plantilla también. Luego evidentemente se añaden muchísimas personas para los trabajos del campo en momentos puntuales.

Debido a la sequía, este año 2017 ha sido un año de menos production con una previsión de mucho menos botellas en el mercado para… dentro de 4 años.

El mercado estará durante una temporada con menos vino lo que no quiere decir que los precios se suban. Lo que marca los tiempos en bodegas, el tostado de las barricas es todo lo que pasa en el campo. 

Esto es una filosofía totalmente vital. Obsesionados por la calidad y la marca, todas las decisiones que se toman tienen que respetar un nivel muy alto de exigencias.

 

Marques de Murrieta

La viña de la Bodega Marques de Murrieta

La viña es una planta trepadora, lo único que quiere es crecer y al grano le da el agua que le sobra durante los meses de crecimiento. Los equipos de campo la dejan crecer pero la controla a la vez, haciéndole deshojados, cortes de pantano, lo que llaman las operaciones en verde.

Se hacen análisis continuas, tienen instaladas varias antenas meteorológicas que controlan varios puntos del viñedo en distintas ubicaciones porque tienen viñedos a 300 metros y a 500 metros, orientados al Norte, Sur, Este, Oeste.

8 tipos de suelos y según estas variables miden horas de sol, humedad atmosférica, horas de sombra, y pluviometría. En base a esta información, saben más o menos cuáles son los recursos de agua que tienen; así pueden organizan las podas.  

Miriam nos explica que la viña es una egoísta, quiere crecer y a sus granos le da lo  mínimo, se va a quedar el mayor porcentaje de agua para ella y si llega a la vendimia en un momento de sequía muy grave le va a quitar algún grano.

Marques de Murrieta

El objetivo es  garantizar una calidad en campo excelente porque la carta de presentación de la Bodega es reserva o gran reserva, que predomine la fruta encima de la madera.

Murrieta como marca no quiere maderas dominantes, quiere que sean vinos fluidos, sedosos que te cuentan muchas cosas en boca pero siempre de manera muy agradable,  con una serie de aromas afrutados especiales y balsámicos concretos. 

Todo esto se tiene en cuenta cuando empiezas a podar la planta, eligiendo un número de yemas por plantas (12).

Es cierto que los técnicos se apoyan bastante en la tecnología, con las 40 estaciones que dan gráficas diarias; pero un viñedo no se controla desde un ordenador, se controla estando en el campo.

 

Marques de Murriet

La suma del equipo. que está todos los días fuera. con un control técnico ayuda mucho a tener una información muy precisa. El clima es continental, este viñedo está muy protegido, está ubicado en el valle del río Ebro, aquí siempre hay viento seco protegido por la sierra y eso les permite tener las plantas tan bajitas.

Al final el clima te indica cómo tienes que formar tu viñedo y a qué altura lo tienes que formar. Por ejemplo en un clima de más humedad se pone de forma más elevada.

La barrera de montañas que rodea aporta un microclima bastante constante. Las sorpresas no son habituales. entre los días extremos de invierno y verano no llegan nunca a puntos problemáticos.

Puede haber bajadas muy puntuales de temperatura en invierno, pero es muy raro que lleguen al menos 0.  La preocupación no es el sol, ni el frío sino más bien el agua aunque tengan instalado un riego por goteo.

Este año 2017 el ciclo de vendimia se adelantó casi un mes,  del 9 de septiembre hasta el 30 de septiembre. Normalmente se suele tardar unas 4 semanas en recoger el viñedo. Aquí se vendimia a mano y todo entra en cajas de 280 kg .

Después, las uvas se traspasan a una máquina que hace el desmayado y luego se hace una selección por láser de los granos, una nueva tecnología implantada hace 2 años.

Uno de los puntos críticos es cuando se embotella el vino. Hay que saber que los grandes reservas no se hacen todos los años,

Marques de Murrieta

 Marqués de Murrieta da vida a 6 marcas, con 6 nombres diferentes, cada una tiene su identidad. Marqués de Murrieta reserva  es el embajador de la marca, es el 90% de la producción de esta finca.

Una bodega que se posiciona en el mercado el reserva no se posiciona sobre el volumen ni en el mercado del consumo rápido ni en los proyectos a corto plazo, son vinos que envejecen muy bien.

Marques de Murrieta
Retrato del Marques de Murrieta

¿Pero quién era el Marques de Murrieta?

Tenemos la suerte de que Luciano Murrieta desde los 17 años hasta unos años después de empezar a hacer vino era militar. Estuvo unos años desde los 30 años hasta que se retiró dedicándose a estas dos actividades: militar y agricultor.

Llego a ser teniente coronel del regimiento de húsares de Isabel Segunda. Esto ha permitido encontrar mucha documentación sobre él, gracias a que los documentos de esta época están guardados en los archivos militares de Segovia, quienes abrieron las puertas del archivo y dieron permisos para poder disponer de unas copias.

 

Marques de Murrieta
Cartas escritas a mano por el Marqués de Murrieta

En la exposición de la bodega Marques de Murrieta tenemos, entre otras, la carta que el General Espartero mandó a la comandancia general de los ejércitos unidos en 1838 explicando que por ser muy amigo de su abuelo quería darle un título y un puesto en sus tropas.

Se pueden ver ahí todos los premios que se le fueron otorgando. También todas las cartas manuscritas en las que él empieza a pedir permisos a los ejércitos unidos para ausentarse de sus obligaciones militares porque quiere viajar a Francia “para estudiar los adelantos de la agricultura” .

Están documentados todos sus viajes y las excedencias que tenía que pedir.

 

Bodega Marques de Murrieta
El primer logo Luciano Murrieta

De todas sus memorias que están conservadas en la bodega, se hicieron una infinitésima selección de documentos para que los visitantes los puedan ver.

A el le dieron su primer premio porque le nombraron Marqués de Murrieta en 1872 tal cual esta publicado en el boletín oficial.

Pero es, durante la primera exposición agrícola en Madrid en 1862 que dieron una medalla de oro a los vinos de Logroño. La Rioja no existía como zona de vino, se empezó a hablar de vinos de Rioja en 1925. 

Su nombre verdadero es Luciano de Murrieta y siempre firmaba como tal, luego desde que le dieron el título en 1872 se presentó a todas las exposiciones como los vinos de Bodega Marqués de Murrieta por la reputación que tenía el título en aquel momento.

A parte de ser un gran hombre de negocio tenía reputación de ser buena persona. Levantó una guardería para los hijos de sus trabajadores porque solía contratar a la mujer y al hombre en la finca.

Esta casa escuela todavía existe en Logroño, se llama Casa Cuna y se encuentra  en la misma calle Marques de Murrieta. Antes de fallecer la donó al patronato al ayuntamiento bajo la promesa de que siempre fuera funcionando como una entidad sin ánimo de lucro y con fines benéficos. A día de hoy todavía está mantenida.

Con estas palabras se acaba nuestro post, os invitamos a visitar la Bodega de Marques de Murrieta porque la experiencia es realmente única.

Una última recomendación, para llegar hasta ahi visto que a veces el GPS da indicaciones erróneas y que tampoco esta muy bien indicado, debe coger la circunvalación LO-20 desde Logroño hacia Zaragoza y una vez pasado el polígono de la Portalada coger la salida 0/base militar. En la siguiente rotonda tome primera salida a la derecha dirección “bodegas” y conduzca en línea recta hasta puerta principal a 2 kilómetros hasta la última rotonda de la carretera.

También te puede interesar leer: 5 bodegas que visitar en Logroño

No hay comentarios
Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Babú Magazine, la primera revista online para los más de 50!

Conecta tu negocio con la comunidad Babú!

Contacto publicidad Babú Magazine:
Daniel Angel
[email protected]