fbpx
 ‘amor50’

Cómo ahorrar agua sin esfuerzo en 10 pasos

El agua es nuestro recurso más valioso y nuestra fuente de vida, por lo que debemos trabajar duro para protegerla. La cantidad de agua de la que disponemos no es ilimitada: solo el 3% del agua disponible en la tierra es apta para el consumo. 

Por ello, le animamos a que dé algunos pequeños pasos para conservar el agua y también le señale algunos de los beneficios que esto puede traer. Siga leyendo para verlo. 

La importancia del ahorro de agua en el hogar 

Por supuesto, sus facturas de agua se pueden reducir drásticamente al usar menos agua en su trabajo diario, pero este es un gesto simple y fácil de usar que no debe perderse. Hay muchas otras tareas que pueden reducir sus gastos diarios: reducir el número de lavadoras, reducir el tiempo de funcionamiento del lavavajillas o reducir el tiempo de ducha puede ahorrar no solo agua sino también energía. 

Ayuda a proteger el ecosistema. 

Al limitar su consumo de agua cada día, puede reducir el consumo energético para el tratamiento y abastecimiento de hogares, lo que ayuda a aliviar la contaminación y economizar recursos naturales. 

Cómo ahorrar agua sin esfuerzo en 10 pasos

Echemos un vistazo a algunos cambios muy simples que puede realizar en la vida cotidiana para comprender cómo conservar el agua en su hogar. A medida que se acostumbre a los nuevos hábitos, descubrirá cómo reducir el consumo de agua y las facturas. 

  1. Apague el grifo cuando no esté en uso. 

Evite el agua corriente cuando se lave las manos o los dientes, y tenga esto en cuenta al lavarse o afeitarse. A primera vista, puede que no parezca mucho, pero cerrar el grifo puede llevar hasta 12 litros de agua por minuto. Recuerda la importancia de estos gestos, si reduces este ritmo, poco a poco estarás ahorrando mucha agua. 

2. Utilice el lavavajillas correctamente.

¿Sabías que usamos más agua para lavar los platos a mano que para usar el lavavajillas? Esperar hasta que esté completamente lleno antes de usar el ciclo más corto es un consejo que puede ayudarnos a ahorrar más. 

3. Elige la ropa que quieras lavar bien.

Si se comprueba correctamente, no es necesario lavar todas las prendas después de un solo uso. Al final del día, elija ropa que pueda y no se pueda volver a usar. Como resultado, la canasta de ropa tarda más en llenarse, por lo que se deben usar menos lavadoras, lo que reduce el consumo de agua y energía. 

4. Utilice el programa rápido para lavar la ropa.

Cuando encienda la lavadora, asegúrese de que esté completamente llena y use ciclos cortos o rápidos para ahorrar agua. 

5. Las duchas deben ser más cortas, evitando baños prolongados. 

Tenga en cuenta que una ducha que dura unos 10 minutos requiere unos 56 litros de agua, mientras que para llenar la bañera se necesitan unos 165 litros. Puede reducir este número evitando los baños, reduciendo las duchas o reduciendo la frecuencia de los baños prolongados. 

6. Cocine con menos agua y reutilice lo que pueda. 

La cocina es otra zona de la casa donde usamos más agua. Aunque su uso es fundamental, también existen algunas técnicas de ahorro. Por ejemplo, cuando tenga que cocinar alimentos, elija usar la olla más pequeña disponible, ya que esto asegurará que no use demasiadas ollas. 

Otra forma de ahorrar agua en la cocina es elegir verduras al vapor en lugar de hervirlas en una olla y, si las cocinas, puedes reutilizar agua rica en nutrientes para regar las plantas.

 7. Reutiliza el exceso de agua.

En casi todas las tareas relacionadas con el agua, perdemos una cierta cantidad de dinero, incluso si intentamos minimizar los costos. Entonces, ¿por qué no intentar reutilizar toda el agua posible? 

8. Repare la válvula de goteo. 

Un grifo con fugas de 60 gotas por minuto desperdiciará 700 galones de agua cada mes, por lo que revisar todos los grifos para asegurarse de que estén en buenas condiciones y que no goteen le ayudará a ahorrar agua y no desperdiciar dinero. 

9. Pon un ahorrador de agua en el grifo.

Al igual que instalar estas unidades en grifos de baño y cocina, los cabezales de ducha o las manijas de bajo flujo pueden reducir en gran medida la cantidad de agua utilizada en la ducha. El dispositivo de ahorro de agua del grifo permite reducir el consumo de agua hasta en un 50% gracias a la adición de mezcla de aire al flujo de agua, lo que asegura que el flujo de agua no pierde presión y ahorra electricidad. 

10. Instale inodoros y dispositivos inteligentes (cuando se necesiten actualizaciones).

Cuando necesites sustituir electrodomésticos como lavadoras o lavavajillas, o si quieres hacer reformas en casa o en el baño, puede decantarse por modelos de ahorro energético. A largo plazo, esta es una manera fácil de ahorrar energía y ahorrar agua al mismo tiempo. 

Al cambiar de dispositivo se debe tener en cuenta su eficiencia energética así como la producción de energía requerida para ello. Una vez que conocemos la demanda de electricidad en nuestra propiedad, podemos saber qué potencia contratar ajustando los kW a la potencia pico que podemos tener de forma regular y por tanto no poner en marcha potencia superior o inferior a la requerida. 

Con estos pequeños y sencillos gestos, seremos más eficientes y económicos en el hogar. Ya nos contarás si con ellos consigues ahorrar agua de manera importante en tu factura.

No hay comentarios
Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Sobre nosotros

Babú Magazine es la primera revista online para los mayores de 50

Archivos
Categorías