‘amor50’

6 tips para ahorrar en la factura de electricidad

La crisis sanitaria suscitada por el coronavirus ha provocado y puede conducir a una de las crisis económicas más importantes de los tiempos modernos. Los expertos han demostrado que las medidas especiales que debe tomar el Gobierno para frenar el coronavirus afectan y afectarán directamente a los ingresos de los hogares españoles. Los pronósticos de consecuencias económicas aún no son completamente confiables, pero ante esta incertidumbre, es hora de ahorrar y reducir gastos. Sin duda, entre los gastos que debemos analizar y recortar, la factura de la luz es uno de los gastos que más nos preocupa. De hecho, el precio de la electricidad siempre ha sido una de las preocupaciones más comunes entre los consumidores españoles, porque es uno de los gastos que mayor impacto tiene en la economía del hogar.

Cómo ahorrar electricidad es una pregunta que todos nos hemos hecho, pero no siempre respondemos ni siempre encontramos soluciones y las ponemos en práctica. Ahora es el momento de proceder.

Porque lograr menores costos de energía no es imposible ni tan complicado. Solo necesita practicar algunas habilidades simples que pueden cambiar la vida de los usuarios. Pero todo esto tiene un solo propósito: ahorrar en la factura de la luz.

A continuación, presentamos 6 sugerencias para ahorrar el consumo de energía en el hogar.

No es necesario aplicarlas todas (o sí), pero podemos asegurarnos de que alguna de las luces se iluminará y todo lo que verás será más nítido. Porque queremos ayudarte a ahorrar en la factura de la luz sin tener que renunciar a la diversión de poner la lavadora, encender el horno o ver tu serie de TV favorita en la televisión, ahorrando así la factura de la luz.

1. Ajusta la factura de la luz o cambia de empresa según tus hábitos de consumo.

No todo el mundo tiene los mismos horarios de trabajo, rutinas o hábitos de consumo, por lo que es importante adaptar la factura de la luz a tu ritmo de vida. Si nuestras necesidades energéticas son diferentes, entonces también debería haber una factura de luz que se adapte al ritmo de todos, lo cual parece lógico.

Para ello, un contrato de electricidad con una empresa que permita tarifas “por hora” (es decir, tarifas a dos precios diferentes) sería una buena opción. Los precios son más bajos durante ciertos períodos del día y más altos durante el resto del día.

Esta tarifa es ideal para familias que pueden concentrar al menos el 30% de su electricidad durante las horas de menor actividad (de 22:00 a 12:00; verano de 23:00 a 13:00). Estos precios se aplican tanto a los contratos con tarifas PVPC reguladas como a los hogares que necesitan cotizar en el mercado libre.

Además, también es importante comprobar si la energía del contrato es realmente necesaria, porque la mayor parte del pago en la factura de la luz es la potencia contratada del contrato.

paneles solares fotovoltaicos para ahorros de luz

2. Instale paneles solares fotovoltaicos.

Sin duda, una posibilidad para reducir notablemente los costes de la electricidad es apostar por las energías renovables, es decir, instalar paneles solares fotovoltaicos para el autoconsumo. De esta forma, no solo tienes acceso a la autogestión de la energía consumida, sino que también te permite deshacerte del precio marcado por la comercializadora, ahorrando así la factura de la luz.

Los paneles fotovoltaicos instalados en el techo de la casa captarán la energía del sol y la convertirán en energía eléctrica. La inversión inicial requiere de un sacrificio económico, pero a medio y largo plazo los ahorros de costes son considerables.

3. Reducir los costos de calefacción.

Los aparatos eléctricos que usan resistencias son siempre ineficientes y costosos, por lo que evitar el uso de tales radiadores para calentar la casa siempre ahorrará calor. Además, conviene recordar que el coste de la calefacción eléctrica puede ser cinco veces superior al del gas.

En cualquier caso, conviene recordar que la temperatura doméstica más razonable es de 19°C a 21°C, y el intervalo nocturno se puede reducir a entre 15 ° C y 17 ° C. Cuando se pregunte cómo ahorrar electricidad, tenga esto en cuenta, porque cada grado de aumento aumentará el consumo de electricidad en un 7%.

poner bombillas LED en toda la casa

4. Reemplace todas las bombillas por unas de LED.

Empezar a notar que su factura de luz no es tan alta, es fácil. Simplemente reemplace todas las bombillas de su hogar con bombillas LED (también llamadas diodos emisores de luz) y podrá mitigar considerablemente sus facturas de electricidad.

Además, el consumo de energía del LED es más de un 80% menor que el de la lámpara tradicional. De hecho, existen otros tipos de bombillas de bajo consumo en el mercado, pero ninguna de ellas puede salvar los LED. Estos representan una mayor eficiencia y ahorros reales en las facturas de electricidad. También son de muy larga duración, por lo que no conviene cambiarlos con regularidad.

5. Desenchufe todos los electrodomésticos en espera y realice un lavado en frío corto o ECO en la lavadora y el lavavajillas.

También hay que cambiar algunos malos hábitos que hacen que al fin de mes aumente la factura de la luz. Por ejemplo, nos referimos a desconectar siempre todos los electrodomésticos en modo standby, porque estos electrodomésticos suponen el 20% del consumo energético total del hogar, lo que puede evitar el gasto anual de unos 70 euros.

Otro cambio de hábito recomendado es elegir un breve período de lavado en el lavavajillas y lavadora en modo ECO o con agua fría. Si tu lavavajillas dispone de programa automático, la conservación también es una buena opción, ya que de esta forma la máquina puede medir el grado de suciedad y ajustar la cantidad de agua, presión y temperatura, para conseguir siempre unos resultados perfectos con un consumo mínimo.

6. Utilice la automatización del hogar para controlar las luces, la calefacción, etc. de la casa.

Las nuevas tecnologías también pueden ayudarnos a reducir los gastos. Porque si tu casa está equipada con un sistema domótico, puedes controlar el coste de los electrodomésticos. Porque estos representan el mayor consumo energético de la familia.

Es decir, a través de la domótica, los consumidores pueden controlar casi todos los electrodomésticos que poseen en casa de una forma muy fácil y remota a través de teléfonos inteligentes, tabletas o computadoras.

Por lo tanto, puede determinar la hora exacta para apagar ciertos equipos, luces, calefacción o cualquier otro equipo energizado. Además, con la ayuda de la domótica, también puede saber cuándo se ha superado el límite de consumo energético estipulado en el contrato y así lograr el objetivo tanto en el domicilio como en el recibo eléctrico.

Además, la domótica y la energía solar fotovoltaica pueden ir de la mano, porque la domótica nos ayudará a controlar los cambios bruscos de temperatura debidos a la radiación solar y a ajustarla según cada situación.

Como comentábamos al principio, lo fundamental es ponernos en marcha. Con estas 6 sugerencias, en definitiva se puede conseguir el propósito: economizar en los recibos de luz.

También te puede interesar leer: ¿las tarifas nocturnas son interesantes para mi?

No hay comentarios
Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

¡Babú Magazine, la primera revista online para los más de 50!

¡Conecta tu negocio con la comunidad Babú!

Contacto publicidad Babú Magazine:
Daniel Angel
daniel.angel@babumagazine.com