sanitas

Croquetas de tortilla de patatas como aperitivo en Navidad

Hola Babus ¿Qué tal la súper semana? Es increíble, me siento como nueva y eso que he tenido que trabajar los días que no eran fiesta.

Ya estamos a 15 días de nuestras Navidades y tenemos que empezar a programarnos ¡Qué lío Dios mío!

Hoy vamos a preparar unas croquetas de tortilla de patatas. La verdad es que el resultado es muy original, porque la gente se sorprende un poco ¿esta croqueta parece tortilla de patatas? Pues si, no os habéis equivocado.

El otro día hablando con mi hermana se lo comenté y me decía: “A mi hacer una tortilla de patatas me cuesta un montón, hacer croquetas dos, así que no me cuentes nada”

Ni caso, son facilísimas de hacer.

Vamos a nuestra faena.

Ingredientes para 6 personas

Para la tortilla de patatas:

  • Tres patatas grandes
  • 2 cebollas
  • Aceite de oliva
  • Sal

Para las croquetas;

  • 2 huevos
  • Pan rallado normal

Para emplatar:

  • Ensalada mezclum o la que más os guste.

Empezamos haciendo nuestra tortilla. Pelamos las patatas y las cortamos en láminas finas. Pelamos las cebollas y las cortamos también en láminas muy finas.

Ponemos una sartén antiadherente con aceite. Cubrimos bien el fondo de la sartén,  No os preocupéis si os parece que hemos echado mucho aceite, cuando estén hechas las patatas, vamos a escurrirlas y así quitamos el aceite sobrante.

Calentamos el aceite a fuego fuerte y cuando esté caliente, bajamos el fuego al 5, añadimos las patatas y las cebollas, echamos sal y las tapamos. Removemos de vez en cuando para comprobar que no se nos quemen. Pasados unos 20-25 minutos nuestras patatas estarán en su punto.

Cogemos un escurridor de los de las verduras, ponemos debajo un plato y con una espumadera vamos colocando las patatas en el escurridor.

Cuando hayan soltado todo el aceite estarán listas para hacer la tortilla.

En un plato hondo grande batimos los 4 huevos; si las patatas están bien de sal, ya no añadimos sal a los huevos, en caso contrario sí.

Echamos las patatas al huevo batido y, con el tenedor las mezclamos bien con el huevo, incluso las aplastamos un poquito para que nos queden mejor.

Ahora cuajamos la tortilla.

Ponemos una sartén antiadherente con el fondo cubierto de aceite. Ya sabéis solo el fondo para que no esté grasosa. Calentamos el aceite a fuego fuerte y cuando está caliente añadimos los huevos con las patatas. Bajamos el fuego al 7 para que no se nos queme. Cuando los bordes están cuajados, damos la vuelta a la tortilla y con un tenedor la pinchamos varias veces.

La tortilla tiene que estar hecha pero no excesivamente cuajada para que no quede muy seca.

Sacamos la tortilla a un plato con papel absorbente y esperamos a que se temple.

Cuando está templada la partimos en trozos y los ponemos en el vaso de la batidora. Batimos hasta conseguir que nos quede una pasta compacta.

Colocamos en un plato, cubrimos con papel transparente y dejamos enfriar.

Vamos a preparar nuestras croquetas.

Batimos los huevos en un plato hondo y colocamos el pan rallado en un plato llano.

Cogemos porciones de nuestra masa, que entren en la palma de nuestra mano. Le damos forma de croqueta, las pasamos por pan rallado, huevo batido y otra vez pan rallado.

Las vamos colocando en un molde, poniendo pan rallado si colocamos unas encima de otras.

Ahora emplatamos nuestras croquetas.

Croquetas de tortilla de patatas

Particularmente me gusta presentarlas en fuentes de pizarra negra, quedan muy bien.

Aliñamos nuestra ensalada con sal, vinagre y aceite y la colocamos bordeando las croquetas.

Variantes:

Podemos hacer nuestra tortilla como nos guste, que nos gusta con pimientos, pues freímos las patatas y cebolla, con pimientos verdes. Que nos gusta de jamón, pues añadimos taquitos de jamón serrano al batir la tortilla. Que nos gusta de chorizo, pues añadimos unos taquitos de chorizo al batir la tortilla.

Podemos hacer nuestra tortilla como más nos guste y así serán nuestras croquetas.

Ahora vamos a ver las cualidades nutritivas de este plato:

  • Las proteínas que contiene el huevo son de excelente calidad, aportan los aminoácidos necesarios para nuestro organismo, ayudan a la formación del tejido muscular. En la yema se encuentran dos nutrientes llamados luteína y zeaxantina que son unos antioxidantes que ayudan a prevenir los daños visuales que se relacionan con la edad, como la degeneración macular. No influye en el colesterol y es un alimento cardiosaludable.
  • Patatas sumamente ricas en vitamina B6 que ayuda al sistema nervioso y tienen fibra. Es cierto que fritas no son de lo más convenientes, pero por un día……………
  • Cebolla verdura llena de minerales y oligoelementos como el calcio, magnesio, cloro, cobalto, hierro, potasio entre otros, es buena para los diabéticos y para los riñones por su función diurética.

Fijaros lo que es la vida, como tengo un poco de colesterol siempre me prohibía los huevos. Ahora gracias a mi endocrina Gema Godoy, que me demostró que es un error, puedo comer hasta 7 huevos a la semana, me ha hecho feliz por poder tomar uno de mis platos favoritos.

Ahora ¡manos a la obra¡ ¿os animáis con las croquetas de tortilla de patatas?. Los rollitos de primavera al horno que hicimos la semana pasada también pueden ser un delicioso aperitivo en las comidas navideñas.

Vamos a ir programándonos para llegar estupendos a nuestras fiestas con todo preparado.

Por cierto en la cena de Navidad, ¿el iPhone va a la derecha o a la izquierda del plato?

Que nos sea leve la próxima semana. Un beso para todos.

Maite Martín apasionada de la cocina y Babú.
Maite Martín apasionada de la cocina y Babú.

No hay comentarios
Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

¡Babú Magazine, la primera revista online para los más de 50!

¡Conecta tu negocio con la comunidad Babú!

Contacto publicidad Babú Magazine:
Daniel Angel
[email protected]