‘amor50’

¿Te cuento un secreto para cambiar tu vida? Cambia tu vocabulario

¿Sabías que las palabras que nos decimos pueden condicionar cómo nos sentimos y lo que hacemos?

Aprendemos a hablar de pequeños y, aunque ahora no lo recordemos, cada palabra tuvo muchísimo valor para nosotros, ¡por fin nos podíamos comunicar con nuestros padres y pedir lo que necesitábamos! A medida que fuimos creciendo y empezamos a experimentar nuevas emociones, fuimos ampliando nuestro vocabulario hasta que llegó el momento en que dejamos de prestar atención a las palabras y en cómo las utilizábamos. Algo parecido nos pasa cuando aprendemos un nuevo idioma.

Quizás te sorprenda lo que te voy a decir, lo cierto es que las palabras que elegimos cuando nos hablamos a nosotros mismos, son las responsables de nuestra situación actual. Queramos o no, somos los únicos responsables de nuestra realidad.

Decía Ghandi

Cuida tus palabras porque se volverán actos. Cuida tus actos porque se volverán hábitos. Cuida tus hábitos porque forjarán tu carácter. Cuida tu carácter porque formará tu destino.”

Si me hubieras preguntado hace tres años si creía que me conocía bien, te hubiese contestado con bastante firmeza “Sí, creo que sí”. Hoy sé que no era realmente así. Digamos que mantenía una conversación frecuente conmigo misma, lo que no sabía era que en esta conversación había otra yo, mi inconsciente, que también hablaba y distorsionaba la conversación. Sin duda mi inconsciente, como el tuyo, intenta protegerme, pero ¡ayy, cuánto nos limita!

Lo cierto es que utilizamos el lenguaje muy a la ligera y no nos damos cuenta del gran poder de las palabras, de la influencia que ejercen sobre nosotros y más cierto aun es que, como seres lingüísticos que somos, estamos en continua conversación.

¿Te has emocionado alguna vez leyendo un poema; tal vez con un libro? O quizás ¿Te ha cambiado el ánimo de repente cuando has escuchado esa canción? Sí, esa que tanto te gusta y que tan bonitos recuerdos te trae.

Lo pasaste fenomenal aquel día ¿verdad? Fue un día tan especial, tan divertido, o no, quizá fue un día triste, pero estabas con las personas que más quieres y más feliz te hacen ¿lo recuerdas?  O quizá no haya una canción para ese pasaje de tu vida, pero leyendo estas líneas te has acordado de un momento especial.

Las palabras nos pueden hacer reír o nos pueden hacer llorar. Las palabras nos pueden herir o sanar. Las palabras evocan emociones, pero no sólo eso ¡también generan acciones!

Las palabras que oímos y nos decimos determinan nuestra realidad y por tanto nuestra vida.

Ignoro si has oído hablar de las creencias limitantes, probablemente si, en cualquier caso, una creencia no es más que un pensamiento o una idea que sin cuestionarla damos como verdadera. Cada vez que te oyes decir: No merezco… No puedo… No tengo derecho a…. No valgo para… Es imposible conseguir… Soy incapaz de… Es difícil hacer… No es correcto/No está bien… probablemente estés ante una creencia que te limita.

La mayoría de las creencias están formadas por palabras y por lo tanto pueden ser cambiadas con palabras también. Es una buena noticia ¿no crees?

Cuidemos con esmero las palabras que queremos en nuestra vida. Seamos conscientes de que una buena selección de palabras para describir una experiencia concreta puede activar nuestra fortaleza emocional y nuestro ingenio, y que al revés, una selección pobre de palabras para describir la misma situación puede quitarnos todo el poder de decisión y acción.

No es lo mismo decir “Estoy asustado” que decir “Estoy incómodo” o decir “me siento perdido” que “estoy buscando la solución” No es lo mismo para nosotros decir Oportunidad que Riesgo, estoy Bien que estoy Estupendo, Vale que Perfecto o Por supuesto. No es lo mismo porque LAS PALABRAS, QUE USAMOS PARA UNA EXPERIENCIA, SE CONVIERTEN EN LA EXPERIENCIA.

Como estoy segura has podido comprobar, al inicio, cuando hablaba de la música o de aquel recuerdo, CAMBIAR NUESTRO VOCABULARIO HABITUAL PRODUCE UN CAMBIO INSTANTÁNEO SOBRE COMO PENSAMOS, COMO NOS SENTIMOS Y COMO VIVIMOS.

Tomando prestada la metáfora de mi mentor, se podría decir que Las palabras son las puntadas con las que cosemos nuestra realidad. ¿Qué bonito verdad? Y qué cierto.

Si queremos transformar nuestras vidas debemos seleccionar conscientemente y con esmero las palabras que usamos y comprometernos a ampliar nuestra selección de palabras.

Te invito a que hagas una lista con las 5 o 10 palabras negativas que utilizas habitualmente y las cambies por palabras potenciadoras. Empiezo yo con algunas, y si te animas puedes compartir también las tuyas y entre todos nos ayudamos a crear un vocabulario mejor para nuestras vidas.

Cambio:

Ansiosa ==> EXPECTANTE

Estresada ==>OCUPADA

Triste ==> PENSATIVA

Disgustada ==> SORPRENDIDA

Por último, quería decirte que cuando hayas elegido tus palabras poderosas te adueñes de ellas y que las utilices diariamente aunque al principio te cueste. Si lo haces, tú mismo podrás comprobar que poco a poco cambia tu enfoque y tu vida.

Te deseo un buen día EXTRAORDINARIO! 😉

Un CARIÑOSO abrazo

Margarita

¿Quieres descubrir quién eres?
¿Quieres hacer realidad tus sueños?
Ayudo a las mujeres valientes a que descubran su poder y vivan la vida que quieran vivir.

www.margaritavilalta.com

margarita vilalta

6 Comentarios
    1. Dubaska,
      No sabes como me alegro de que te encantara el artículo. Sé que tú eliges bien tus palabras y la vida que quieres vivir.
      Dices siempre que ¡LA VIDA ES YA!, estoy de acuerdo. Llenémosla de palabras poderosas.
      Te re-deseo un día EXTRAORDINARIO
      Un abrazo
      Margarita

    1. Hola Patricia, me alegro de que te haya gustado el artículo!
      Efectivamente, vamos con el piloto automático a todas partes y no somos conscientes del gran poder que tenemos para crear la vida que queremos.
      Como bien dices es importante Pararse a Pensar, revisar qué funciona. qué no funciona y qué podemos mejorar.
      Te deseo un día EXTRAORDINARIO, corrijo HAZ del día de hoy un día extraordinario.
      Un abrazo
      Margarita

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

¡Babú Magazine, la primera revista online para los más de 50!

¡Conecta tu negocio con la comunidad Babú!

Contacto publicidad Babú Magazine:
Daniel Angel
[email protected]