sanitas

Quemar calorias bailando en Navidad es posible

Ya estamos en Diciembre y, ahora sí que sí, las Navidades están a la vuelta de la esquina, los más previsores habrán estado andando y acumulando kilómetros, quemando calorías y preparando las articulaciones para el exceso navideño. Para los que no hayan previsto nada, hoy va de baile ¿preparados para una buena dosis de música?.

Vais a saltar de la silla, a dejarlo todo y a bailar un rato, os lo aseguro. Empezad a calentar.

¿Se pueden quemar calorías bailando?

Aprovechando el musical de Dirty Dancing en Madrid, es un excelente momento para emular a Patrick Swayze y Jennifer Grey en sus respectivos papeles de Johnny y Baby. 

Si encima se nos pega algo y acabamos con la escultural silueta de Swayze o Grey en la película, mejor que mejor. Eso sí sin tacones por favor, que ya sabéis lo que puede pasar por abusar de ellos.

quemar calorias bailando
Los actores Christian Sánchez y Amanda Digón en una escena del musical “Dirty Dancing”. Foto:gtres

Como toda actividad física, bailar quema calorías, el problema es cuántas calorías necesitamos quemar para consumir los excesos.

Me explico, hay distintos tipos de baile, algunos muy simples, otros más complicados, unos más lentos, otros más rápidos y movidos. Evidentemente cuanto más rápidos sean los bailes que practiquemos más calorías consumiremos y viceversa.

¿Cuantas calorías podemos llegar a quemar con cada tipo de baile?

El vals

Como buenos Baby Boomers, a vuestros estupendos 50 y más, algunos habréis meneado el esqueleto a ritmo de muchos bailes y otros no tanto. Por ejemplo, con un tranquilo Vals, en una hora podemos quemar unas 100 calorías.

No está mal. Mejor que estar sentado desde luego. Ahora bien, después de una hora de vals puedes acabar mareado hasta el final de las fiestas.

Prosigamos con más estilos.

Salsa y tango

Si pasamos a la salsa o tango que algunos dominaréis podréis subir 50 calorías más y en una hora estaréis más cerca de las 150 calorías. Si pasamos a la danza del vientre, los y las que puedan (algunos y algunas acabarán con el vientre hacia fuera) en una hora pueden llegar a quemar 200 calorías

Flamenco

Alguna caloría más podéis quemar con el flamenco, dependiendo de la intensidad y de las vueltas que deis. Acuérdate de lo guapo que era Joaquin Cortes.

También influirá si taconeáis mucho o no y de paso tener cuidado con las caderas, rodillas y tobillos por un exceso de impacto.

Algunos deben estar haciendo cálculos con valores que oscilen entre las 100 y 200 calorías por hora, pero tranquilos que se puede ir todavía más allá.

El rock

¿Quién no recuerda el rey del Rock&Roll bailando? Me refiero a Elvis que lucía estupendo pelo si no unos pantalones ajustadísimos, solo posibles en piernas estilizadas. Como bien suponéis con este estilo podemos llegar hasta 300 calorías por hora.

 El ballet

Puestos a bailar y a desmelenarnos quizás debamos probar con uno de los estilos más exigentes y duros como es la danza o ballet, en el que todo el que lo practica luce palmito además de una flexibilidad endiablada.

Aunque todo es posible y podéis acabar bailando ballet en traje o palabra de honor… Por cierto con el ballet llegaréis a las 400 e incluso 500 calorías por hora.

La zumba

El rock se ve superado por la Zumba que también se practica en gimnasios. Muy popularizado en los gimnasios a día de hoy, la zumba cuenta con millones de seguidores.

Es un estilo duro y realmente exigente en el que no paras y en el que las pulsaciones suben al mismo ritmo que utilizamos nuestra tarjeta de crédito en las compras Navideñas. Con este estilo nos moveremos entre las 400 calorías hasta las 800 por hora en las coreografías más movidas.

Mención especial a quienes intenten imitar “The Time of My Life” (aviso para spoilers, pero no me creo que no hayáis visto esa película) el final de “Dirty Dancing” en el que Swayze levanta a Grey, salta, se recorre toda la sala bailando etc… Probablemente con ese estilo si lleguéis a las 1000 calorías en una hora.

No obstante yo no me responsabilizo de las posibles lesiones, entre ellas lumbago como pasa en la peli a nuestro querido protagonista.

 Ahora llega el momento de los presupuestos y de controlar el déficit. Por desgracia y a diferencia de las cuentas estatales, para nuestro cuerpo en cualquier época del año y más en Navidades tener superávit, es bastante fácil.

Haciendo una media de estilos y poniendo que vamos a bailar un popurrí de todos los mencionados, nos salen unas 400 calorías por hora siendo muy generosas, tener en cuenta que las bebidas alcohólicas y algunos cócteles rondan esa cifra.

Así que más os vale beber solo con agua y dejar los cubatas para otra época.

 

Por último y con ánimo de prevenir, si no os habéis movido en todo el año, más os vale empezar con unas sentadillas por allí, unos giros de columna por allá y todo lo que sea similar al baile, nuestra querida Madonna os da un ejemplo, primero calienta y después…El cuerpo pide baile ¡Vamos a bailar¡

¡Venga Babús¡ felices fiestas!

Carlos García Martín Entrenador personal Fisioterapeuta Osteopata
Carlos García www.fisiosesto.com

 

No hay comentarios
Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

¡Babú Magazine, la primera revista online para los más de 50!

¡Conecta tu negocio con la comunidad Babú!

Contacto publicidad Babú Magazine:
Daniel Angel
[email protected]