sanitas

Despídete de las cartucheras con un sencillo ejercicio

¡Desenfundad Babús! O algo parecido diríamos si estuviésemos en el lejano Oeste, tendríamos las armas enfundadas en nuestras cartucheras, los estuches dónde guardaríamos nuestras pistolas.

Cartucheras también tiene nuestra queridísima e icónica Lara Croft. ¿Quién no recuerda a Angelina Jolie interpretando a la temeraria heroína luciendo palmito y con las cartucheras guardando las pistolas alrededor de sus muslos?

Lara tiene las cartucheras buenas; las que tienen connotación negativa son las que se producen por un aumento de tejido adiposo alrededor de los muslos, especialmente en la cara lateral de los mismos, sobre todo en las mujeres, son muy antiestéticas y encima preocupan mucho. Además es una zona realmente complicada de trabajar, pero ¿Por qué?

¿Qué son las cartucheras?

Lo primero es saber exactamente qué son las cartucheras y, a partir de ahí, entenderemos mejor cómo trabajarlas y olvidarnos de ellas definitivamente.

Si recordamos la cebolla y las capas del abdomen, algo parecido pasa con la musculatura del muslo. Atendiendo a la musculatura, si nos situamos en las crestas iliacas; los macizos óseos que tenemos justo debajo de la cintura, podremos palpar la musculatura abductora de la cadera, los músculos que separan lateralmente la pierna respecto a la línea media.

Esta musculatura ocupa la cara posterior, lateral y parte anterior de la cadera, los músculos son el glúteo mayor, medio y tensor de la fascia lata, todos ellos terminan en un tendón grande que empieza en el trocánter mayor, la zona ósea más prominente de la cartuchera y que se dirige hacia abajo terminando en la rodilla, separa la cara anterior del muslo de la cara posterior.

Además, justo encima de toda esta musculatura y tendón, tenemos un montón de tejido adiposo con una gran capacidad de almacenar grasa para nuestra supervivencia, así que necesitaremos comer mejor y más sano, intentado crear un déficit calórico para que nuestro cuerpo tire de reservas y esta zona vaya disminuyendo de tamaño y para evitar que se quede flácida también debemos trabajarla.

Esta musculatura se trabaja cuando separamos las piernas o nos ponemos a pata coja y,  honestamente Babús, poco separamos las piernas o aguantamos a pata coja en nuestras actividades de la vida diaria como para estimular la musculatura de nuestra cadera, ahora diréis que andáis mucho y, yo os diré que sí, pero que así no incidís en la musculatura de la cadera de manera efectiva para reducir las cartucheras.

Ejercicio para reducir y tonificar las cartucheras:

Despidete de las cartucheras.Ejercicios.

Este es un ejercicio muy sencillo pero a la vez muy efectivo, además trabaja también el equilibrio y así podemos evitar caídas e incómodas lesiones. En caso de no tener mucho equilibrio, podemos agarrarnos ligeramente a una silla o pared con el objetivo de ir soltándonos poco a poco, como cuando aprendemos a montar en bici, podemos tener las ruedecitas laterales pero el objetivo es quitarlas.

De pie, erguidos, vamos a mantenernos sobre la pierna izquierda y vamos a levantar lateralmente la pierna derecha en unos tres segundos, aguantaremos con la pierna arriba otros dos segundos y volveremos a bajar lentamente la pierna en otros tres segundos, intentando no tocar el suelo, en caso de que perdamos el equilibrio o nos cansemos podemos apoyar la pierna derecha en el suelo a la vuelta. Eso vale por una repetición

Tenemos que completar o al menos un total de 3 series de 15 repeticiones por cada pierna, descansando 3 minutos entre series, en los descansos entre series podemos hacer ejercicios de brazos como los que explicamos anteriormente para lucir brazos esculturales a los 50.

A la hora de ejecutar los ejercicios hay que mantener los pies paralelos al abrir la pierna, es decir, si al levantar lateralmente la pierna la punta del pie gira hacia fuera incidiremos en otros músculos de la cadera y no en los que queremos trabajar; además debemos evitar compensar con la espalda y, cuando levantemos las pierna lateralmente, tenemos que fijarnos en que no inclinamos la espalda hacia el lado contrario de la pierna que levantamos, ya que podríamos hacernos daño en la espalda y no acabaríamos con cartucheras pero sí con dolor de espalda.

Podemos complicar el ejercicio atándonos una banda elástica entre las piernas, así añadiríamos más resistencia al ejercicio, esto lo podremos intentar cuando dominemos el ejercicio y no necesitamos apoyar la pierna que estamos separando en el suelo durante las series.

Este ejercicio también fortalece los tendones que van a insertarse en el trocánter del fémur, puede ser muy interesante para ayudar en caso de presentar trocanteritis, pero en caso de notar molestias siempre mejor consultar con un profesional antes que fastidiarse del todo.

Si os habéis fijado, el único requisito para trabajar las cartucheras es desplazarse lateralmente, hay unos animales con caparazón y pinzas, que habitan en ríos y mares que se desplazan normalmente hacia los lados, pero nosotros nos empeñamos en decir que caminan hacia detrás. ¿Casualidad o ignorancia por nuestra parte?

Recordar que tenéis músculos para desplazaros lateralmente, así que no olvidéis utilizarlos.Ser muy felices Babús y segregar muchas endorfinas.

Carlos García Martín Entrenador personal Fisioterapeuta Osteopata
Carlos García Martín Entrenador personal Fisioterapeuta Osteopata

 

No hay comentarios
Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

¡Babú Magazine, la primera revista online para los más de 50!

¡Conecta tu negocio con la comunidad Babú!

Contacto publicidad Babú Magazine:
Daniel Angel
[email protected]