‘amor50’

Cómo vive la menopausia una mujer baby boomer

Soy Claudia, tengo 61 años, estoy casada y tengo dos hijas. Hoy me gustaría hablar sobre mi experiencia en vivir la menopausia, que fue tabú en su momento.

Cuando era pequeña oía hablar a las mujeres como mi abuela de la menopausia. Yo tal y como hablaban creía que era un monstruo malvado. Ellas mostraban enojo y parecía que no eran mujeres, según hablaban no sé lo que eran.

En aquella época tabú era todo. Realmente las madres no hablaban con las hijas de temas sexuales, desconozco si era vergüenza o desconocimiento. Lo cierto es que cuando nos llegaba la primera menstruación, era cuando se nos decía “ya eres mujer y ten cuidado a partir de ahora con los hombres, porque podías quedarte embarazada”.

Primero fue la época de la píldora

Como tenía muchos problemas con la menstruación, me llevaron a un ginecólogo que me hizo algunas pruebas y confirmó que tenía problemas hormonales y que necesitaba tomar la píldora anticonceptiva para poder solucionarlos. ¡Dios la píldora!, en aquella época para que te la diesen en la farmacia necesitabas receta y hasta la compañía de tu madre.

Yo al principio no quería tomarla, porque decían que engordabas mucho, pero como no me encontraba bien y me hinchaba como una pelota, empecé a tomarla. ¡Que maravilla! No dolía nada, no molestaba nada y todo estaba bajo control.

Todos los años iba a mi revisión y le preguntaba al médico ¿seguro que esto no afecta a mi fertilidad? Siempre se reía y me decía que sin problemas. Y cierto fue, tuve dos hijas fenomenalmente y sin problemas de ningún tipo.

Luego la mamografía

Cuando tenía 36 años fuimos al tocólogo una compañera y yo. Nos hicieron la primera mamografía. Ella estaba como una rosa y a mi me encontraron una mastopatia fibroquística importante, recomendando reconocimiento por el médico.  En principio él no le dio importancia y lo único que dijo es que empezase a tomar Aceite de Onagra.

En dos años la mastopatia desapareció , pero mi tocólogo me dijo que la tomase permanentemente.

vivir la menopausia

Continué con la píldora  hasta los 45 años momento en el que el tocólogo me dijo que no era recomendable que siguiera con ella. Entonces me colocaron un DIU para que no tuviese problema y fue cuando empezaron. Me lo tuvieron que quitar porque no lo toleraba.

Quitarme el DIU y desaparecer la menstruación fue todo uno. Volví al tocólogo y me hicieron todo tipo de pruebas, me comentó que las hormonas no estaban mal, que desconocía las causas por las que tenía amenorrea y que lo único era comenzar un tratamiento para retrasar la menopausia.

Ventajas e inconvenientes del DIU

El médico me dijo que las hormonas protegían el corazón y la descalcificación de los huesos o osteoporosis, pero tenía inconvenientes importantes como podría ser el cáncer de mama.

Como la densitrometría estaba perfecta para mi edad, le pregunte cual era el problema de no hacer ningún tratamiento y realizar controles mas frecuentes. Me dijo que por su parte no había ningún problema.

Las revisiones al principio fueron cada 6 meses, yo no tenía sofocos, ni dificultad para dormir, no sentía ningún síntoma extraño y como a mi no me afectaba la ausencia de la menstruación, estaba increíblemente contenta, menudo peso me había quitado de encima.

Ya no tenía que preocuparme por nada, sin miedo a quedarme embarazada, ahora podía disfrutar plenamente de mi vida como mujer, disfrutar de mis relaciones sin ningún miedo.

Con la menopausia comenzó para mi la etapa más feliz de mi vida.

Las revisiones continuaron y se fueron espaciando. La verdad es que para mi no hubo un antes o después de la menstruación.

No sentí ninguna variación en mi persona, ni física ni psíquicamente. Para mi desde que nací hasta que me muera seré mujer, independientemente de todos los procesos que puedan producirse en mi cuerpo.

He visto a compañeras que lo han pasado mal, que han necesitado ayuda para dormir, pero ese no ha sido mi caso.

Una vez que comenté esto y había un naturópata me comentó que no haber tenido síntomas se debía al haber tomado el aceite de onagra durante tanto tiempo.

Pero no quiero terminar mi relato sin criticar la postura de las personas cuando quieren atacar a una mujer o no les gusta su comportamiento.

La frase ideal es “claro como estas menopaúsica perdida”.

La menopausia no es una enfermedad

Ni física, ni mental, se es mujer desde que se nace hasta que se muere y se es señora de la misma manera, porque nadie nos otorga ningún título.

Esta etapa no impide nuestra vida habitual, incluso nos permite ciertas libertades. Simplemente impediría la fecundación.

Actualmente con los sistemas que existen cualquier mujer puede ser madre a cualquier edad, algo que no entiendo porque realmente estamos yendo en contra de la naturaleza, pero ese es otro  tema para poder opinar.

Espero que la mayor parte de las mujeres que lean este artículo hayan tenido la misma suerte que yo. Un abrazo a todos los babús.

Claudia

“¿Tú también eres Baby Boomer?”. Esta es tu sección. Puedes contarnos tu experiencia con la menopausia. ¿Cómo la imaginabas, qué hay de eso que imaginabas cuando la has alcanzado, te supone un problema o sólo le ves ventajas…?. Nos encantaría que nos lo contaras.Escríbenos a redaccion@babumagazine.com

También te puede interesar leer: ¿Porque engordamos con la menopausia?

No hay comentarios
Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Sobre nosotros

Babú Magazine es la primera revista online para los mayores de 50

Archivos
Categorías