sanitas

¿Por qué aparecen las varices?

Si te preocupas porque aparecen las varices, te encuentras en el porcentaje del 23 % de los adultos que las sufre. Este fenómeno circulatorio se produce cuando las válvulas de tus venas no funcionan correctamente, la sangre no fluye con eficacia y se genera hinchazón, dolor y, en ocasiones, molestias considerables.

En los casos severos, tratamientos eficaces contra la insuficiencia venosa

 

Porque aparecen las varices¿Por qué aparecen las varices?

Las venas tienen válvulas para que la sangre pueda fluir en una sola dirección. Pero, cuando el conducto venoso se estira y pierde elasticidad, esas válvulas pueden debilitarse. Esto, a su vez, puede ocasionar que la sangre fluya en la dirección opuesta, se acumule en algunas zonas y vaya formando pequeños bultos.

Las venas más alejadas del corazón, como las de las piernas, se ven afectadas con mayor frecuencia. Esto se debe a que la gravedad dificulta la circulación de la sangre hacia el corazón. Cualquier condición que ejerza presión sobre el abdomen tiene el potencial de causar varices: un embarazoestreñimiento y, en casos raros, tumores.

varices

Factores de riesgo

Los expertos no están seguros de por qué las paredes de las venas se estiran o las válvulas se vuelven defectuosas. Sin embargo, algunos factores de riesgo son:

– Menopausia.

– Embarazo.

– Estar de pie durante períodos largos.

– Antecedentes familiares.

– Obesidad.

– Trabajos en los que se pasa mucho tiempo de pie.

– Género: las mujeres las sufren con más frecuencia que los varones. 

– Edad: el riesgo aumenta con los años, debido al desgaste de las válvulas de las venas.

Porque aparecen las varices

Tipos de varices

A continuación, describimos las características de los diferentes tipos, para que puedas diferenciarlos.

  • Arañas vasculares 

En este caso, las venas tienen la apariencia de una tela de araña o ramas de árbol y, generalmente, son solo unos problemas estéticos. Sin embargo, a medida que pasa el tiempo, aumenta la probabilidad de sufrir complicaciones, como úlceras en la piel, dermatitis dolor crónico.

No obstante, puedes tratarlas de manera fácil y efectiva, usando medias de compresión, realizando cambios en tu estilo de vida o mediante un tratamiento con láser vascular o escleroterápia.

  • Moderadas

Son protuberancias grandes debajo de la piel. Debido a su color morado, se consideran un problema estético al principio; pero, si no se tratan, pueden provocar complicaciones de salud. Es importante que consultes a un médico para saber si presentas una enfermedad venosa crónica, que conlleva varios síntomas adicionales y riesgos derivados.

Este tipo tratarse mediante láser endovenoso, microespuma o escleroterapia guiada por ultrasonido para restablecer la circulación adecuada.

  • Graves

Cuando no se tratan, quedan aún más desfiguradas y pueden dar lugar a problemas de salud graves. Uno de estos es la enfermedad venosa crónica, que puede provocar el aumento del grosor de la piel y los tejidos, úlceras, decoloración e hinchazón severa. Si este es tu caso, necesitarías tratamiento quirúrgico.

  • Relacionadas con el embarazo

Las varices en el embarazo surgen cuando la sangre ejerce una mayor presión sobre los vasos sanguíneos y provocar varices en las piernas, el área pélvica y la vulva.

Las mujeres que han tenido embarazos múltiples son más propensas al síndrome de congestión pélvica, que causa el desarrollo de las venas varicosas, de moderadas a graves y en las piernas y el área pélvica, mucho más dolorosas que las regulares. Este tipo se puede tratar eficazmente con escleroterapia guiada por ultrasonido.

Cirugía de varices

Si las varices son grandes, es posible que deban eliminarse quirúrgicamente.

Esto suele realizarse bajo anestesia general. En la mayoría de los casos, el paciente que se somete a una operación de varices puede irse a casa el mismo día.

Si requieres cirugía en ambas piernas, es posible que debas pasar una noche en el hospital. También hay tratamientos con láser a menudo para cerrar venas más pequeñas y arañas vasculares mediante fuertes fogonazos de luz.

Mejor época del año para tu tratamiento

El invierno es el mejor momento para recibir un tratamiento contra las varices. No solo debido a que te permite ocultar las incisiones hasta que se curen, sino también por otras muchas buenas razones; que, a continuación, te explicamos.

Las varices empeoran en verano

A menudo estas protuberancias empeoran en verano por una simple razón: Calor y vasodilatación de la vena. Si te sometes a tratamiento o cirugía justo cuando comienza el invierno y antes de que disminuya tu nivel de actividad, puedes evitar el dolor y la irritación antes del siguiente verano.

  • Las incisiones están protegidas

La luz ultravioleta, en realidad, puede debilitar la capa superior de la piel y disminuir su elasticidad. Si acabas de someterte a una cirugía, esto puede significar un aumento de hematomas, tiempos de recuperación más largos y un mayor riesgo de sangrado de las incisiones.

En invierno, las piernas, probablemente, estén cubiertas por el hecho de que hace frío, pero mantenerlas así también protege las incisiones de los efectos nocivos de los rayos ultravioleta. Demasiada luz justo después de la cirugía puede incluso oscurecerte la piel sobre la incisión, un efecto que puede tardar meses en desaparecer.

Necesitas tiempo para descansar

La mejor forma de recuperarte rápidamente después del tratamiento de varices es descansar. Normalmente, el invierno es una época de actividad física reducida, por lo que tienes más tiempo para mantener tus piernas elevadas y que se curen más rápidamente. Descansar adecuadamente después de la cirugía permite que las venas crezcan más fuertes y no tengas estos problemas en el futuro.

  • Medias de compresión

Cualquiera que haya sido sometido a una cirugía de este tipo te dirá que las medias de compresión son incómodas en verano. No solo te hacen sudar, sino que también te pican. En invierno, sin embargo, actúan como otra capa de aislamiento contra el frío y se pueden meter fácilmente en los calcetines. Nadie sabrá que las estás usando, incluyéndote a ti, que no las notarás.

Conclusión: tú decides el mejor momento

Aunque el invierno suele ser la época más conveniente, tú debes elegir el momento más adecuado para el tratamiento, teniendo en cuenta tus consideraciones y criterios de valoración personales. Tu situación es incómoda porque aparecen las varices, pero dispones de soluciones fáciles y efectivas. Se trata de saber elegir bien, según tus prioridades. Si bien el invierno ofrece muchas ventajas para recuperarte después de una intervención de este tipo, en realidad, podrás atravesar bien el proceso en cualquier época del año

No hay comentarios
Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

¡Babú Magazine, la primera revista online para los más de 50!

¡Conecta tu negocio con la comunidad Babú!

Contacto publicidad Babú Magazine:
Daniel Angel
[email protected]