‘amor50’

Obesidad después de los 50 un tema que preocupa

La obesidad en mayores de 50 años es un tema que preocupa a muchos hombres y mujeres, no solo por factores estéticos, sino también de salud. Engordar a partir de esta edad puede llevar a graves problemas cardiovasculares, problemas de huesos… incluso puede elevar el riesgo a padecer discapacidad y aumentar el deterioro relacionado con la edad.

Obesidad en España

En España, la obesidad ya es un problema de salud. Según las estadísticas de 2018, el 53% de los españoles está por encima de su peso ideal, el 36% tiene sobrepeso y el 17% obesidad.

Se considera sobrepeso un índice de masa corporal entre 25 y 29,9 y obesidad si es mayor que 30. Esto nos convierte en el segundo país europeo con mayor cantidad de obesos, después de Reino Unido.

Estas cifras son especialmente preocupantes entre los mayores, ya que el 23% de españoles de más de 65 años padecen obesidad y el 45% sobrepeso.

obesidad mayores de 50 años

¿Por qué engordamos con la edad?

Este cambio lo notan sobre todo las mujeres como consecuencia de los cambios hormonales que se dan con la menopausia.

Según la OCU, se debe a la disminución en la producción de estrógenos. Esto hace que el cuerpo queme energía más lentamente y por tanto, almacene más grasas. Además, estas hormonas también regulan el apetito, por lo que posiblemente también cambien los hábitos alimentarios.

A esto hay que añadir la pérdida de masa muscular, que se da gradualmente incluso desde antes de los 50. El músculo, además, quema energía incluso estando en reposo, de manera que su pérdida también contribuirá a que nuestro metabolismo vaya más lento.

Existen también factores diversos que pueden darse a los 50, como el sedentarismo, el insomnio, el estrés, factores genéticos… y que varían de persona a persona.

¿Qué podemos hacer para evitar la obesidad a los 50?

No podemos cambiar los procesos naturales de nuestras hormonas, pero sí lo demás:

obesidad mayores de 50 años

Hacer ejercicio

-Ejercicios de resistencia, como pesas, para mantener la masa muscular. Recuerda que los músculos también queman energía en reposo.

-Ejercicios con intervalos de alta intensidad, que consisten en ejercicios intensos con intervalos de reposo. Por ejemplo, hacer elíptica con cambios de velocidad, levantamiento de pesas, abdominales, caminar a buen ritmo, etc.

Consumir proteínas

Hay estudios que demuestran que una dieta con un 30% de calorías procedentes de la proteína aumenta el metabolismo en unas 100 calorías al día, respecto a una dieta baja en proteínas. Asimismo, ayudará al mantenimiento de masa muscular. Las proteínas no solo se encuentran en la carne y el pescado, también en los huevos, las legumbres, los lácteos, las almendras, algunos cereales como la avena, etc.

No hacer dieta pasando hambre

Si pasas mucho tiempo sin comer, el organismo se adaptará reduciendo también el metabolismo. También debemos tener una dieta equilibrada, acorde a nuestros cambios hormonales. Es recomendable consultar con un especialista para que te recomiende una dieta adaptada al motivo del aumento de peso.

Dormir lo suficiente

El deporte y mantener una vida activa de día ayudará a ello, además de muchas actividades relajantes, como el yoga, la lectura, ver una película, tomar una infusión para dormir, etc.

Cirugía

Es la solución a la que se recurre si las dietas y el ejercicio han fallado y si se trata de obesidad, es decir, el índice de masa corporal es mayor a 30. En ocasiones hay que recurrir a la cirugía si este índice está por debajo, si la obesidad supone un peligro para la salud del paciente.

Requiere también que después de la operación el paciente siga una dieta adecuada y haga ejercicio para evitar volver a engordar.

obesidad mayores de 50 años

Balón intragástrico

También para los que han fallado siempre con las dietas y quieren perder peso. Esta es una intervención no quirúrgica, y por tanto una alternativa menos agresiva. Es la opción perfecta cuando todas las demás soluciones han fallado pero el paciente prefiere no recurrir a la cirugía.

Consiste en un balón de silicona que se introduce por el esófago y luego se infla con una solución salina. Es inofensivo y reduce considerablemente el apetito. Normalmente se retira después de 7 meses, cuando el paciente ya habrá adquirido hábitos alimentarios saludables.

El tratamiento está disponible en diversas clínicas. Sanitas, por ejemplo, tiene acuerdo con múltiples centros especializados y ofrecen primera consulta gratuita aunque no se tenga un seguro de salud.

No preocuparte demasiado

Si empezamos a obsesionarnos con engordar será peor, pues ya hemos visto que el estrés influye negativamente y entraríamos en un círculo vicioso. En su lugar, mejor es relajarse y centrar la atención en otra cosa. Recuerda también que el ejercicio físico puede ayudarte a olvidar preocupaciones.

No hay que alarmarse si solo se trata de un ligero sobrepeso pero si es importante actuar si te sobran más de 18 kgs. La mejor solución para evitar la obesidad en mayores de 50 años con un estilo de vida saludable a tiempo, que influirá también positivamente en tu equilibrio hormonal y tu bienestar general.

No hay comentarios
Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

¡Babú Magazine, la primera revista online para los más de 50!

¡Conecta tu negocio con la comunidad Babú!

Contacto publicidad Babú Magazine:
Daniel Angel
[email protected]