‘amor50’

Patatas fritas con jamón, sin una gota de aceite.

 patatas fritas sin aceite.
Deliciosas patatas fritas sin aceite. Foto Gtresonline

Hola Babús ¿Qué tal estáis? Ha pasado una semana y qué largo se me ha hecho el tiempo. Estaba como loca de volver a esta sección y presentaros mis patatas fritas con jamón a la sevillana.

El otro día viendo la tele me acordé de lo que comentaba la semana pasada. Salen las guapas de turno, concediendo entrevistas y siempre les preguntan qué hacen para estar así.

Me troncho, siempre la misma respuesta, tienen una buena genética, duermen mucho y beben mucha agua. Pues ¡que bien!, los de a pie no tenemos genética, creo que es que somos marcianos y  en cuanto a dormir… yo estas últimas noches me he añadido un  chupete como los bebés, a ver si este es el truco y así rejuvenezco.

Bueno,bromas aparte y volviendo a la cruda realidad, estuve pensando que truco podía contaros esta semana, que nos haga más fácil nuestro camino para poder mantener nuestro peso, sin sacrificios.

He de deciros que como me gusta tanto cocinar, tengo un montón de utensilios que facilitan ese poder hacer determinadas cosas.

Uno de esos utensilios para mi fundamental, es la freidora Tefal Actifry, que fríe la comida por aire y así no hay que añadir aceite. Parece increíble, pero es una verdad como un templo.
patatas fritas con jamón a la sevillanaUno de nuestros platos favoritos, son las patatas fritas con jamón al estilo sevillano.

Este plato hecho en la forma tradicional es realmente una carga de profundidad, pero tal y como os voy a contar que lo hago, permite darnos un lujo, con las mismas calorías que un plato de régimen.

En el plato tradicional, las patatas se fríen en abundante aceite a fuego lento, es decir se pretende casi, casi una cocción, con lo cual el aceite que absorben es increíble, por mucho que trates de escurrirlas, estamos ante una bomba de calorías procedentes de la fritura o cocción.

Después se baten los huevos con un chorro de nata,  se les añaden las patatas y se hace un revuelto con esta mezcla en la sartén.

Una vez cuajado el revuelto, lo colocamos sobre un plato bien extendido y colocamos sobre el mismo, lonchas finas de jamón serrano, que con el calor que desprende el revuelto, se pasan ligeramente y si el jamón tiene algo de tocino, éste se derrite y queda de lujo.

patatas fritas con jamón
Lonchas finas de jamón serrano

 

Es un manjar de dioses.

Está claro que como yo de diosa tengo poco, no podía hacerlo de esta manera.
Pues manos a la obras, ¿Cómo lo arreglo?

Voy a utilizar mi freidora, Tefal Actifry. Así nos ahorramos las calorías de la fritura. Os juro que quedan buenísimas y comer patatas fritas sin cargo de conciencia, no tiene precio.

Después, al igual que en el plato original bato los huevos, pero para aquellos que tenemos problemas de colesterol , en lugar de dos huevos por persona, pongo uno y complemento con las claras liofilizadas que encontramos en los principales supermercados.

Particularmente yo echo 4 claras por cada huevo que quito, así que si hago el plato para dos personas, en lugar de echar 2 huevos, echo 8 claras, como bien sabéis las claras aportan proteínas y nada de grasas al contrario que la yema que es rica en grasas.

Añado las patatas a los huevos batidos con claras, sal y pimiento discretamente y en una sartén antiadherente, cuajo este revuelto y al final añado el jamón serrano igual que en el plato original.

Recordar que he suprimido el aceite, la mitad de los huevos y la nata del plato original, literalmente he quitado las grasas y he aportado proteína, además las patatas contienen hidratos de carbono en pequeña proporción y son muy útiles para liberar energía.

Para que os hagáis una idea 300 gramos de patata cocida equivalen a 100 gramos de pasta cocida, energéticamente hablando. Gracias a las patatas podremos comer más sin aportar un exceso de energía que se almacenaría en forma de grasa.

La patatas fritas con jamón es un plato único, perfectamente equilibrado y enormemente atractivo a la vista. Imaginad si está bueno que solo por contarlo, comienzo nuevamente a despertar mi apetito.

¿Qué os parece? ¡Nos vemos la próxima semana babús! Lo estoy deseando.

Maite
Maite Martín apasionada de la cocina y Babú.
No hay comentarios
Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Sobre nosotros

Babú Magazine es la primera revista online para los mayores de 50

Archivos
Categorías