‘amor50’

Escalivada al pesto, llena tu plato de color y vitaminas

¡Hola Babús!, ¿cómo ha ido la semana?; yo en unos días tengo revisión con mi nutricionista, ya veremos cuanto he perdido además de la vergüenza. Estoy pensando qué ponerme, será muy ligero … porque los gramos son los gramos.

La doctora me indicó que las verduras de colores son muy importantes. Así que pensando, hoy nos toca preparar un plato, que al igual que la ensalada de coliflor de la semana pasada podéis llevarlo para comer  al trabajo. Voy a poner en práctica mi receta de escalivada al pesto. Puro color amigos.

Ingredientes para 4 personas:

Escalivada:

  • 3 pimientos verdes grandes
  • 3 pimientos rojos grandes
  • 4 berenjenas
  • 2 cebollas dulces
  • Aceite de oliva
  • Sal

Pesto:

  • 2 paquetes de albahaca
  • 4 dientes de ajo
  • 1 frasco de tomate deshidratado

Lo primero es asar las verduras. Como no son de igual dureza, los tiempos son diferentes, con lo cual podemos hacer dos cosas:

  • Asar en dos veces la verdura
  • Colocar en la bandeja superior los pimientos y en la inferior las berenjenas. Cuando los pimientos están asados los sacamos y continuamos el proceso con las berenjenas.

Para ahorrar tiempo, yo utilizo la segunda técnica.

Lavamos nuestras berenjenas y las partimos por la mitad. Las colocamos en un escurridor y  echamos un poquito de sal y esperamos como una hora para que desprendan el jugo que puede hacer que resulten amargas.

Lavamos los pimientos verdes y rojos y los secamos con papel de cocina. Pelamos las cebollas

Colocamos dos bandejas con su correspondiente papel para el hornoEn una de las bandejas colocamos las berenjenas con la piel hacia arriba y las rociamos con un poco de aceite. En el centro colocamos las dos cebollas peladas.

En la otra bandeja colocamos los tres pimientos verdes y los tres pimientos rojos. Los echamos un poco de sal por todas las caras y se rocían con un poco de aceite.

Ponemos durante 10 minutos el horno a 250 grados.

Bajamos la temperatura a 180 grados.

En la parte media colocamos la bandeja de los pimientos y en el suelo del horno la bandeja de las berenjenas y cebollas.

Asamos durante unos 45 minutos, dando vuelta a los pimientos para que se tuesten por todas las caras.

Sacamos la bandeja de los pimientos y colocamos en su lugar las berenjenas durante 15 minutos más.

Pasados los 15 minutos sacamos las berenjenas y esperamos a que se enfríen, como veréis en ningún momento las damos la vuelta, siempre las tenemos con la piel hacia arriba.

Mientras tanto vamos quitando y los la piel de los pimientos  y los partimos en tiras.

El jugo que tenemos en ambas bandejas lo conservamos en un bol.

Cuando están templadas las berenjenas  quitamos la piel y las partimos también en tiras.

Las cebollas las cortamos en trocitos.

Ahora vamos hacer el pesto.

El pesto lleva piñones entre sus ingredientes, pero no los hemos añadido para no aumentar las calorías.

En la batidora colocamos la albahaca, los 4 dientes de ajo, el bote de tomate deshidratado al que hemos quitado el aceite.

Batimos bien hasta que nos quede una salsa muy espesa, añadimos entonces el jugo de asar nuestras verduras y volvemos a batir.

Colocamos en una ensaladera todas las verduras y ponemos por encima el pesto y removemos bien. Ya está hecho un plato perfecto.

Mis trucos

 Si queremos llevarlo al trabajo para que sea un plato completo le añadimos un huevo cocido. Coloco la escalivada en un tarro y el huevo duro lo llevo con la cáscara y cuando llega el momento de comer es cuando quito la cascara  y lo añado, así no se pone feo.

Dependiendo de vuestros gustos podéis cambiar las berenjenas por calabacín o bien poner también calabacines, el tiempo de cocción de estos últimos es igual que el de los pimientos.

Y si ya queréis un plato ideal, podemos poner un poquito de quinoa.  En Mercadona la tenéis congelada y se hace en tres minutos en una sartén con un poquito de agua. A partir de ahora vamos a utilizarla bastante.

Podéis añadir quinoa a la escalivada. Es un plato ideal para llevar al trabajo.
La escalivada es un plato ideal para llevar al trabajo. Foto: Maite Martín Moreno

Como podéis observar en la foto hemos colocado la cebolla entera y rodeada de la quinoa. Queda muy bonito presentarlo así cuando tenemos invitados en casa. ¿Qué os parece?, completo ¿verdad?.

Los pimientos

Son ricos en fibra, folatos y vitaminas. Por las pocas calorías que aportan están muy recomendados en las dietas hipocalóricas, son laxantes y diuréticos, están recomendados a personas con problemas en la vesícula biliar (siempre y cuando no los friamos que entonces pueden resultar muy indigestos), por su alto sabor apenas necesitan sal, con lo cual para personas que tenga que llevar dietas pobres en sal, están también muy recomendados. Los folatos están muy recomendados para las personas embarazadas, con lo cual podemos incluir para nuestras hijas o nuestras nueras si se encuentran en ese estado. El pimiento rojo tiene propiedades anticancerígenas por el licopeno que contienen.

Las berenjenas

Son antioxidantes, aportan 20 calorías por cada 100 grs, con lo cual están también muy recomendadas en las dietas hipocalóricas, es también laxante y estimulador de la bilis.

De la cebolla ya  no decimos nada porque de ella hablamos todas las semanas.

La quinoa

Indicar que contiene 8 aminoácidos esenciales para el ser humano, tiene hidratos de carbono representados por el almidón, por lo que es un alimento muy recomendable para los diabéticos porque no produce picos de azúcar. ¿Podemos pedir algo más?

Hasta la próxima semana. Que seáis muy felices y no paséis mucho frío. Os quiero.

Maite Martín apasionada de la cocina y Babú.
Maite Martín apasionada de la cocina y Babú.
No hay comentarios
Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Sobre nosotros

Babú Magazine es la primera revista online para los mayores de 50

Archivos
Categorías