sanitas

Explicando la presbicia después de los 50

¿Has oído hablar de la presbicia o “vista cansada”? Esta es una afección ocular con la cual puedes perder la capacidad para enfocar los objetos que están a poca distancia (menos de 1 metro). Es un trastorno que nos puede afectar a todos, sobre todo con la llegada de la vejez. La presbicia después de los 50 años es más común de lo que se cree.

¿Por qué aparece la presbicia?

Cuando la luz atraviesa tus ojos, lo hace en distintos ángulos. Su objetivo es llegar a la retina, situada en el fondo del ojo, una capa de neuronas que va a emitir la información visual al cerebro. No obstante, antes de llegar a esta estructura neuronal, la luz tiene que atravesar otras lentes. Si hay algún problema o alteración en una de ellas, la luz no llegará adecuadamente a la retina y no se formará una imagen nítida.

El cristalino, por ejemplo, es una de esas lentes. La presbicia aparece cuando el cristalino se vuelve más rígido, concretamente, cuando aparece una acumulación de proteínas en su superficie. 

presbicia después de los 50 años
Síntomas de la presbicia, ¿cómo identificarla?


Entre los síntomas de la presbicia
 , el más común, pasados los 50 años consiste en un deterioro de la visión de forma gradual. Probablemente, sientas perder la capacidad para leer, ver el teléfono móvil, coser o realizar cualquier otra tarea a poca distancia.

Al padecer vista cansada, podrás experimentar una fatiga visual  muy notoria, con intensos dolores de cabeza después de leer o tras realizar un trabajo de cerca. Un signo muy llamativo es tener la necesidad de alejar el material de lectura a la distancia de un brazo para poder enfocarlo correctamente. Además, posiblemente sientas necesitar más iluminación cuando realizas alguna de estas tareas.

La hipermetropía es una condición que tiene síntomas similares a la presbicia. Sin embargo, es un trastorno distinto. En la presbicia no se ve afectado el enfoque a larga distancia y con la hipermetropía sí puedes llegar a ver mal de lejos. Con la presbicia también puedes notar cierta dificultad para enfocar tu visión si cambias rápidamente de un objeto cercano a otro lejano.

presbicia después de los 50 años

Causas de la presbicia

Cuando tienes menos de 45 años, el cristalino y los músculos ciliares de tu globo ocular trabajan conjuntamente. Pueden estirarse sin ningún problema para proceder al enfoque, cambiando su longitud o forma. Así, ambos van a permitir la entrada de más o menos luz en un determinado ángulo para que llegue a la retina adecuadamente.

Con el paso de los años, tu lente no puede cambiar de forma, viéndose rígida para enfocar en las imágenes cercanas. Con este endurecimiento de tu lente, el ojo pierde gradualmente su capacidad para enfocar la luz directamente sobre la retina cuando mira a corta distancia.

presbicia después de los 50 años

Consejos para evitar aparición de enfermedades oculares

A pesar de que la presbiopía sea inevitable, se pueden tomar hábitos saludables para retrasar su aparición. La disminución gradual de la capacidad para enfocar objetos cercanos puede afectar a cualquier persona. Sin embargo, es imprescindible que cuides al máximo de tu visión.

Aunque no tengas síntomas, debes acudir al oftalmólogo u óptico de confianza para someterte a las exploraciones visuales indicadas. También es importante realizarse un fondo de ojo para ver el estado de la retina.

Es imprescindible que controles otras enfermedades de salud que pueden dañar tu visión o incrementar una pérdida de la visión, como pueden ser la diabetes o la hipertensión arterial.

Es importante utilizar siempre gafas de sol para protegerte de los nocivos rayos UVA y UVB, incluso en días nublados en los que la radiación solar puede incidir de forma peligrosa.

Además de lo anterior, debes alimentarte adecuadamente. Escoge aquellos alimentos que contengan antioxidantes, vitamina A y betacaroteno. Algunos ejemplos son las verduras de color, especialmente las zanahorias, pimientos y berenjenas. El huevo es un alimento rico en proteínas y puede ayudarte a mantener las estructuras de tu retina y a aportar vitamina A. Recuerda leer con una adecuado nivel de iluminación, preferiblemente utilizando luz natural.

La presbicia después de los 45 años es una afección muy conocida. Lo mejor es que siempre consultes con profesionales que puedan asesorarte a la hora de diagnosticarla. Ante todo, debes consultar con tu médico u oculista acerca de cualquier síntoma o cambio que notes en tu visión o salud ocular. Muchas otras enfermedades y afecciones oculares pueden ser reversibles con un diagnóstico temprano.

No hay comentarios
Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Babú Magazine, la primera revista online para los más de 50!

Conecta tu negocio con la comunidad Babú!

Contacto publicidad Babú Magazine:
Daniel Angel
[email protected]