‘amor50’

Croquetas de morcilla y manzana, una receta fácil de hacer

¿Cómo lleváis el confinamiento? Hice estas croquetas de morcilla porque mi madre tiene anemia y la morcilla es muy útil para la misma. a las que añadí manzana reineta, porque la combinación de estos dos sabores es fantástica.

Estoy teletrabajando y es una opción fantástica, puedes manejar el tiempo según tus necesidades. Como estoy pendiente de mi madre, porque la tengo sola y aislada en su casa, por seguridad, si me necesita en cualquier momento, puedo ir corriendo. Por suerte vive muy cerca de mí en coche a 5 minutos escasos, si después para terminar mi trabajo tengo que quedarme hasta tarde, no me importa, pero la verdad es que me permite atender todos los flancos a la vez.

Ingredientes para nuestras croquetas de morcilla  manzana

2 morcillas de burgos

2 manzanas reinetas

1 cebolla dulce grande

2 cucharadas soperas de harina

Mantenquilla

Aceite de oliva y de girasol

Leche

Pimienta negra

Nuez moscada

Media pastilla Avecrem

Pan rallado

Huevos

panko

Vamos a calentar la leche, porque en estas croquetas si se os hicieran grumos no podemos batir, necesitamos que puedan notarse los trozos de nuestros ingredientes.

Primera parte: la cebolla

Lo primero colocamos una sartén con aceite de oliva y echamos la cebolla partida muy fina. A fuego lento caramelizamos la cebolla, sin echarle nada de sal, porque entonces no nos quedaría bien.

Cuando está caramelizada porque tiene ese bonito color dorado, la ponemos en papel absorbente para que se desprenda del aceite sobrante.

Empezamos con la morcilla y manzanas

Ahora en una sartén que sea grande, colocamos un trozo de mantequilla, cuando se funde, echamos las morcillas a las que previamente habremos quitado la piel y las rehogamos.

A continuación añadimos las manzanas en trozos muy pequeñitos y rehogamos a fuego muy lento unos 5 minutos. Echamos la harina y rehogamos durante tres o cuatro minutos, es fundamental que la harina quede tostada y sin quemarse, si quedase sin tostarse sabría a crudo y estropearía nuestra masa.

Ahora la leche

Una vez rehogada la harina, comenzamos a echar la leche. La leche tenemos que echarla poco a poco, removiendo bien nuestra masa y hasta que no esté totalmente integrada, no añadiremos más.

La cantidad de leche depende de la calidad de la harina, pero más o menos necesitaremos medio litro. Añadiremos la pimienta negra, la nuez moscada y la media pastilla de Avecrem triturada.

Cuando hayamos añadido la leche y la masa bien trabajada, recordar que lo mejor es trabajarla con espátula de madera, se desprenda perfectamente de la sartén, nuestra masa estará en su punto.

La colocamos en un plato llano y lo cubrimos con papel film, porque si no se forma una costra en la superficie que no nos interesa.

Dejamos que se enfríe primero a temperatura ambiente y después en la nevera.

Ahora viene la parte que todos consideramos más pesada. Dar la forma.

En este caso las hice redondas, con una cuchara sopera cogia una cantidad y le daba forma redonda. Normalmente sabéis que introduzco la masa en una manga pastelera desechable, a la cual hago un corte en la punta, del tamaño que quiero que sean las croquetas.

En una tabla pongo pan rallado, hago filas de masa y luego se van cortando del tamaño que nos gusten, asi se hacen en un pis pas.

En este caso, hice croquetas de varias modalidades y como después las congeló para mis hijos, le doy diferentes formas para que puedan reconocerlas.

Una vez que les di la forma, las fui pasando por pan rallado, después por huevo batido y finalmente por Panko, que es un pan rallado grueso y al freírlas quedan muy crujientes.

Particularmente las frio en aceite de girasol porque añadimos menos sabor y nuestro relleno se degusta mucho mejor.

¿Qué os parecen mis croquetas de morcilla y manzana?

Animaros a hacerlas, congelarlas en túper y en cualquier momento tendréis con una ensalada una cena estupenda.

También os puede interesar leer mi receta de croquetas de queso con manzanas

Hasta la próxima. Nos vemos en mi Instagram!

Os quiero Babús

Maite
Maite Martin, apasionada de la cocina y Babú.
1 Comentario
Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

¡Babú Magazine, la primera revista online para los más de 50!

¡Conecta tu negocio con la comunidad Babú!

Contacto publicidad Babú Magazine:
Daniel Angel
daniel.angel@babumagazine.com