sanitas

Consejos para seguir una dieta personalizada

Seguro que te ha pasado más de una vez proponerte hacer dieta con la intención de adelgazar rápidamente, quizá para acudir a un evento especial. Sin embargo, este tipo de actos no suelen tener buenos resultados. ¿Acaso no te has cansado de esas comidas y has acabado dejándolas? Y lo peor de todo es que volvemos a las costumbres alimenticias que teníamos antes de estar a régimen, lo que nos produce un efecto rebote.

Cómo perder peso con una dieta personalizada

Para lograr este objetivo es fundamental que cambies tu mentalidad y te hagas a la idea de que todo ese esfuerzo será en vano a no ser que la dieta forme parte de tu estilo de vida. Una vez que la conviertas en un hábito irás perdiendo peso poco a poco y, lo más importante, lo mantendrás sin subir. Lo saludable no es perder muchos kilos en poco tiempo, sino ir perdiéndolos gradualmente.

Por tanto, para lograr una dieta personalizada que se adapte a tus necesidades y características físicas tienes que acudir a un especialista. El profesional irá calculando la pérdida de peso adaptando tu alimentación a aquello que necesite tu organismo.

De este modo, una vez que dejes de necesitar a alguien que te controle, habrás adquirido ese hábito del que te hablábamos en el párrafo anterior manteniendo, a su vez, tu peso ideal.

Es cierto que hay épocas y momentos en las que nos cuesta más llevar una dieta equilibrada, sobre todo los fines de semana, cuando nos relajamos y lo que menos nos apetece es controlar lo que comemos.

Pero no es necesario tampoco ser extremistas y comer en exclusiva espárragos y piña. Lo más importante es mantener una dieta equilibrada y sin excesos.

Si un día te apetece  desayunar un pan con chocolate o tomar un postre especial puedes permitírtelo mientras que no te comas diez más ni lo hagas todos los días.

dieta personalizada

Pasos para comenzar

En primer lugar, tenemos que observar con cautela qué tipo de alimentación llevamos y ser totalmente sinceros con nosotros mismos. Para ello, podemos ir apuntando las cantidades y qué comidas hacemos a lo largo del día.

El especialista verá en qué fallamos y, por tanto, tenemos que eliminar, y qué productos podemos seguir consumiendo.

También hay que determinar qué estilo de vida llevamos y cuáles son nuestros hábitos. Dejar de lado los vicios, realizar deporte o ejercicios físicos y modificar ciertas costumbres serán claves para mejorar nuestra dieta.

Tenemos que ser coherentes con nuestros objetivos y tener presente que si queremos conseguir ciertas metas, tendremos que realizar algunos sacrificios.

dieta personalizadaCómo mantener la línea después de la dieta

Una de las cosas más difíciles después de realizar una dieta es mantener el peso que tanto esfuerzo te ha costado conseguir. En esta etapa será donde se reflejen las consecuencias del tipo de dieta que hayas escogido.

De nada te servirá haber pasado unas semanas con una dieta estricta realizando grandes sacrificios si después de ese tiempo no puedes seguirla y vuelves a tus hábitos.

Lo mejor es que escojas una dieta realista que puedas seguir durante un tiempo prolongado. No se trata de adelgazar de manera rápida poniendo en riesgo tu salud, sino de mantener la buena forma siempre.

Un nutricionista te enseñará a cómo comer bien y una vez que esta lección sea aprendida verás que no es tan difícil mantenerlo.

El ejercicio físico

Y aquí llega el momento clave en el que te decimos que para mantenerte de verdad en forma es fundamental el ejercicio físico. Sin esto no hay mantenimiento que valga. Lo habrás escuchado mil veces, pero lo cierto es que la mejor manera de no subir de peso es combinando una dieta equilibrada con el ejercicio físico.

Por tanto, no solo tendrás que crearte un nuevo hábito en tu alimentación aprendiendo a comer bien, sino que también tendrás que empezar a hacer ejercicio. Si nunca antes lo habías practicado, al principio te costará más, es evidente.

Sin embargo, verás en poco tiempo todos los beneficios que te aporta hacer ejercicio, tanto para tu salud física como para la mental. Además, llevando una buena dieta no tendrás ningún problema para acostumbrarte a manejar tu respiración.

dieta personalizadaEs recomendable que te hagas un planning con el que realices ejercicio entre unas 4 o 6 veces por semana. Lo mejor de todo es que no se te impone ningún deporte concreto, puedes elegir entre todas las variantes que hay aquel que más te guste.

Piensa en todas las opciones que tienes: nadar,  yoga o pilates, bailes, salir a caminar o bici…

No es cuestión de mantener una dieta durante toda tu vida, sino adaptar una dieta personalizada a ti para saber cómo comer sano, combinándolo con ejercicios físicos. No dudes en acudir a un especialista por tu salud y para verte mejor.

No hay comentarios
Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

¡Babú Magazine, la primera revista online para los más de 50!

¡Conecta tu negocio con la comunidad Babú!

Contacto publicidad Babú Magazine:
Daniel Angel
[email protected]