sanitas

Colágeno para las articulaciones a partir de los 50 años

El paso de los años nos afecta a todos, especialmente en la movilidad de nuestras extremidades. Si ya has cumplido los 50, tomar colágeno para las articulaciones es la mejor opción para evitar el desgaste articular y evitar dolores y molestias.

¿Qué es el colágeno?

El colágeno es una proteína que estructura las células y las mantiene firmes y unidas. Se encuentra en la piel y también en otros tejidos, como los ligamentos, músculos, tendones y articulaciones.

Nuestro cuerpo produce colágeno de manera natural pero, con el paso de los años, su cantidad es cada vez menor. Aunque tengas una dieta sana y equilibrada, en cuanto descubras los beneficios del colágeno para los más de 50 años te darás cuenta de la necesidad de incluir esta proteína en forma de suplemento nutricional en tu rutina de cuidados de salud.

¿Por qué utilizar el colágeno para cuidar las articulaciones?

Mantener una vida activa es la mejor manera de cuidar tu salud, pero no basta para asegurar el mantenimiento de tus músculos, huesos y articulaciones. Tomar colágeno a partir de los 50 años te ayudará en conservarlos en buen estado. De esta manera, tu cuerpo mantendrá su capacidad de movilidad durante mucho más tiempo.

 

Cómo tomar colágeno

¿Cómo tomar colágeno? En la carne, el pescado y las gelatinas se encuentra la proteína del colágeno. Por lo tanto, si incluyes estos alimentos en tu dieta estarás favoreciendo que tu cuerpo la sintetice.

Con el paso del tiempo, la verdad es que ya no sintetizamos tan eficazmente el colágeno, y necesitamos una aportación superior de esta proteína a la que nos da la comida. En este caso, los complementos alimenticios a base de colágeno se convierten en nuestros aliados para recuperar el nivel adecuado de este elemento en el organismo.

Si estás pensando en tomar un suplemento de este tipo, debes saber que son naturales. Por lo tanto, no tienen ningún efecto secundario en tu salud. Además, si los combinas con magnesio y vitamina C, conseguirás que tu organismo regenere mucho más fácilmente esta proteína. De hecho, en la actualidad se comercializan complementos de colágeno con ambos elementos, que te resultarán mucho más cómodos de tomar.

Artrosis y osteoporosis

El colágeno no solamente ayuda a mantener el sistema musculoesquelético en buenas condiciones. También puede ser un plus de valor añadido en el tratamiento de enfermedades tan habituales a partir de los 50 años como la artrosis y la osteoporosis.

Si padeces artrosis, seguro que ya eres consciente de lo dolorosa que es esta enfermedad y de cómo puede llegar a coartar tu vida diaria.

La artrosis se produce por el desgaste del cartílago que recubre la articulación, un problema derivado también de la falta de colágeno. Esto puede deberse a diferentes causas, desde un ejercicio excesivo, a la edad, pasando por la falta de ejercicio.

Si incluyes el colágeno en tu dieta de manera regular, podrás conseguir retrasar los problemas derivados de la artrosis y mejorar tu calidad de vida.

¿Pierdes densidad ósea? Ten en cuenta que la osteoporosis es otra de las enfermedades habituales en la edad avanzada, especialmente en mujeres. Aunque esta patología se relaciona con la falta de calcio que degenera la calidad del hueso y lo vuelve frágil, hay que tener en cuenta que el colágeno es uno de los elementos que ayuda a que se fije este mineral correctamente. Por lo tanto, tomar estos suplementos alimenticios te permite reducir el riesgo de fracturas sin causa justificada.

Merece la pena recordar que la menopausia es un momento clave para el desarrollo de la osteoporosis en las mujeres. Si estás entrando en este período de tu vida, incluir esta proteína en tu rutina de cuidados es esencial para prevenir el desgaste de tus huesos.

Colágeno para hombres y mujeres

A medida que pasan los años, tanto el organismo de los hombres como el de las mujeres pierde de manera progresiva, y en la misma proporción, su capacidad de generar colágeno por sí mismo.

De todos modos, las mujeres experimentan este problema mucho antes, ya que los cambios hormonales de la menopausia inciden negativamente en el proceso de síntesis de esta proteína. Como consecuencia, experimentan trastornos en los huesos y las articulaciones mucho antes.

Igualmente, hay que tener en cuenta que cualquier persona que practique mucha actividad física también tiene un mayor riesgo de padecer trastornos en las articulaciones por falta de colágeno. Por lo tanto, es recomendable que opten por los suplementos alimenticios a base de esta proteína como prevención de problemas futuros.

Mi experiencia con el colágeno

Recuerdo mi primer contacto con el colágeno; fui a visitar a un médico, tenía bastante dolor de espalda, estaba cerca de los 50, en plena premenopausia; concienciada de que debía prevenir para no llegar a dolores mayores.

El doctor después de un reconocimiento exhaustivo y con un aparato parecido al del oftalmólogo cuando te mide la tensión de los ojos, me miró el iris; dijo algo que recuerdo siempre: “tranquila no vas a tener problemas cerebrales… pero las articulaciones las tienes fatal; en ese momento pensé en antecedentes familiares, abuelas con artrosis que le deformaban las manos, mi madre y su osteoporosis.

No me recetó medicamentos, ni antiinflamatorios; me dijo haz algo de ejercicio, el Pilates si te gusta te vendría muy bien; a lo que añadió: si quieres puedes tomar colágeno ¿conoces a Ana María La Justicia?, búscala en Google y mira sus vídeos, ella va a convencerte de lo bien que te va a ir.

Un médico que te invita a convencerte por ti misma de que el consumo de colágeno iba a ser bueno para mí me pareció interesante; yo, que soy curiosa, y además obediente me vi unos cuantos videos y descubrí a una mujer llena de energía y con razonamientos simples sobre cómo cuidar tus articulaciones de manera muy sencilla y nada cara.

 

Empecé a tomar colágeno, sus comprimidos tienen poca concentración (has de tomar 6 al día) lo que suele ser difícil de cumplir para algunas personas; se los recomendé a mi madre, y los toma con disciplina espartana, no le van nada mal.

colagenoTe propongo algunas marcas de colágeno

 

El problema del colágeno en polvo es que se disuelve bastante mal en el agua, y a veces el sabor no es maravilloso; pero con una toma has acabado y te despreocupas.

Los más populares son los productos de la marca de Ana Maria la Justicia .

También es muy recomendable la marca Chondrovita, se toma por la noche, una hora después de cenar, el organismo parece que lo absorbe mejor de esta forma; su sabor es bueno y no se disuelve mal del todo, hay que tomarlo en meses alternos. Lo malo es que es un poco más cara y difícil encontrarla.

Mis articulaciones están avanzando, también me esfuerzo en moverlas, estirarlas; las dejo descansar cuando me lo piden; los baños con sal gruesa las calman bastante también y así aprovecho para relajarme además de cuidarlas

¿Eres mujer y ya pasas la barrera de los 50 años? Aunque te encuentres bien, debes ser consciente de que ha llegado el momento de cuidar tu cuerpo para asegurarte una buena calidad de vida a largo plazo. Tomar colágeno para las articulaciones es el primer paso para asegurarte una buena movilidad, pese al paso de los años.

También te puede interesar leer: chequeos de salud porque son tan importantes después de los 50 o  explicando la presbicia después de los 50 o porque engordamos con la menopausia

No hay comentarios
Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

¡Babú Magazine, la primera revista online para los más de 50!

¡Conecta tu negocio con la comunidad Babú!

Contacto publicidad Babú Magazine:
Daniel Angel
[email protected]