sanitas

Cirugía de la presbicia: una muy buena opción

En anteriores ocasiones te hemos explicado en qué consiste la presbicia o vista cansada: el envejecimiento natural del ojo provoca que el cristalino del ojo se vuelva menos flexible, de modo que le cuesta más adaptar el enfoque a las diferentes distancias.

Hasta hace unos años la única forma de solucionar el problema (más bien de aliviar sus síntomas) era el uso de lentes, las famosas “gafas de cerca”. Afortunadamente las técnicas de oftalmológicas de cirugía de la presbicia han avanzado mucho y es posible corregir del todo este defecto visual. Vamos a ver en qué consisten las técnicas más usadas.

cirugía de la presbiciaOperación de la presbicia con técnica láser

Este tipo de intervención modifica la curvatura de la córnea (la membrana que recubre el globo ocular), compensando la merma en la capacidad de adaptación del cristalino. Es bastante parecida al tipo de cirugía más usado en casos de miopía y mejora mucho la visión intermedia y de cerca.

La base de este tipo de cirugía es que todos tenemos un ojo con el que vemos mejor de lejos y uno con el que vemos mejor de cerca (el ojo dominante y el ojo lector).

Ambos se combinan para ver bien a todas las distancias, y el cerebro compensa automáticamente las carencias de cada ojo. Con la cirugía láser se potencia la “especialidad” de cada ojo para que podamos recuperar ambas funciones sin comprometer la visión lejana.

Es un tipo de operación muy sencilla, hay que explicar bien que no es definitiva, ya que si el cristalino sigue envejeciendo, la presbicia volverá a manifestarse.

cirugía de la presbiciaOperación de la presbicia con lente intraocular

Este es otro tipo de técnica que ha demostrado muy buenos resultados. Consiste en sustituir la lente natural del ojo por una artificial biocompatible que se coloca en su lugar en el interior del ojo.

Es una lente multifocal que permite la visión correcta en tres planos de enfoque: próximo, medio y lejano. Es como llevar unas gafas multifocales, pero en este caso es el cerebro el que elige el tipo de enfoque que necesita en cada momento. A este proceso neurológico se le llama pseudoacomodación.

Con este tipo de intervención se recupera un rango de visión completo. Además, se puede aprovechar la intervención para corregir otros defectos como miopía, hipermetropía, astigmatismo e incluso cataratas.

Resulta muy adecuada para personas de más de 50 años, ya que se supone que el proceso de envejecimiento del ojo se da entre los 45 y los 50 años.

cirugía de la presbicia

¿Qué técnica quirúrgica te conviene más?

Las dos técnicas que te hemos presentado son cirugías ambulatorias, es decir que no necesitan ingreso hospitalario ni anestesia total. Sólo se usa anestesia local tópica y se inmovilizan los párpados del paciente.

Aunque suene incómodo, es una operación indolora y bastante rápida. Además el proceso postoperatorio es breve: al día siguiente se puede volver a hacer vida normal, aunque deberá seguir unos cuidados determinados indicados por el especialista.

En cualquier caso, para escoger qué tipo de intervención se ajusta mejor a tu caso lo mejor es consultar a un especialista para que pueda valorarlo. Tendrá en cuenta la edad, el estado de deterioro del cristalino, así como si la presbicia va acompañada de otras patologías o no.

A través de Sanitas puedes solicitar una primera cita. Trabajan con una gran red de centros colaboradores y no es necesario tener un seguro de salud para poder hacerlo con ellos

La cirugía de la presbicia es una solución excelente para corregir la pérdida de visión asociada al envejecimiento, y la gran mayoría de los pacientes que se someten a ella recuperan una visión muy buena sin tener que depender de las gafas.

Cada día las técnicas se depuran más de forma que las intervenciones son más rápidas y sencillas, de modo que si te lo estás pensando, no dudes en consultar con una buena clínica oftalmológica para resolver todas tus preguntas antes de dar el paso.

No hay comentarios
Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

¡Babú Magazine, la primera revista online para los más de 50!

¡Conecta tu negocio con la comunidad Babú!

Contacto publicidad Babú Magazine:
Daniel Angel
[email protected]