sanitas

Técnicas de tratamiento para las varices sin pasar por el quirófano

Las varices son un problema de circulación que afecta a muchas personas, especialmente mujeres. Poca gente lo sabe pero existen técnicas de tratamiento para las varices sin pasar por el quirófano, por lo que son métodos sin dolor. Si necesitas pasar por ellos, te permitirán lucir unas piernas más bonitas y eliminar los problemas asociados con la aparición de las varices.

¿En qué consiste la eliminación de varices?

Hay multitud de factores que inciden en la aparición de este problema vascular, como puede ser la edad, el sexo, los factores genéticos, la obesidad o el sedentarismo.

También suele ser muy frecuente en aquellas personas que trabajan durante largas temporadas de pie, como pueden ser enfermeros o camareros.

Aunque, como posiblemente sepas, las varices pueden prevenirse con una dieta saludable, ejercicio físico y evitando estar muchas horas de pie, hay casos en los que no pueden evitarse.

Suelen ser un problema estético para muchas de las personas que lo padecen, pero en la mayoría de los casos representan, sobre todo, un problema de salud, ya que suelen estar asociadas a dolores, sensación de pesadez, mala circulación de la sangre, etc. Y pueden desembocar en otras afecciones más complicadas como puede ser una trombosis.

Por estos motivos, son muchas las personas que deciden ponerles solución gracias a las diferentes técnicas para eliminar varices.

Gracias a los avances médicos, ya puedes eliminarlas sin pasar por el quirófano. Al no someterte a una intervención quirúrgica, lograrás evitar la aparición de cicatrices en la zona que vayas a tratarte. Además, te permitirá retomar tu vida y tu rutina el mismo día del tratamiento.

Por otro lado, se trata de un procedimiento ambulatorio que no causa dolor, ya que se realiza sin ningún tipo de cirugía y sin anestesia. Sin duda, es una manera de que ganes calidad de vida de forma sencilla y definitiva, además de conseguir unas piernas mucho más bonitas y cuidadas.

Principales técnicas para eliminar las varices sin cirugía

Como hemos mencionado, hay diferentes alternativas para acabar con este problema tan común. Entre los principales tratamientos encontramos los que citamos a continuación.

Tratamiento de varices con microespuma

Es uno de los procedimientos terapéuticos más innovadores y consiste en la aplicación de inyecciones con una microespuma esclerosante. Esta microespuma está compuesta de una mezcla de gases fisiológicos con gran capacidad de solubilidad en la sangre.

Asimismo, al tratarse de una sustancia esclerosante hace que las venas en las que se aplica se colapsen y cicatricen, desapareciendo del organismo con el tiempo. Por lo tanto, es un tratamiento que actúa directamente en el tejido interior de la vena y es muy efectivo.

Tratamiento de varices con espuma

La técnica con espuma es también conocida como escleroterapia convencional y consiste en la aplicación mediante inyecciones de una espuma elaborada a partir de líquido esclerosante. Es muy efectiva si tienes pequeñas varices y varículas, pero no resulta tan efectiva en varices de tamaño mediano o grande.

Tratamiento con láser o fotoesclerosis

La conocida como ablación venosa endovascular o fotoesclerosis es un tratamiento que utiliza un láser para eliminar las varices. Con la aplicación de energía láser dentro de las paredes de la vena se consigue cerrarlas y eliminarlas.

Esta técnica suele complementarse con microespuma, pero no es recomendable si tienes las venas excesivamente tortuosas.

Tratamiento de varices con radiofrecuencia

La radiofrecuencia es un método más avanzado que el láser que aplica calor gracias a un catéter que es introducido en la zona que debe tratarse. Es una técnica bastante selectiva y muy eficaz, ya que permite actuar directamente sobre la vena sin apenas inflamarla. Este aspecto proporciona una gran ventaja, ya que permite una incorporación a la vida laboral mucho más rápida.

Destacamos que se realiza con anestesia local y que su duración es aproximadamente de una hora. Puedes considerarla como una gran opción, ya que no te dejará cicatriz y te ofrecerá mejor recuperación que el láser.

Además, con ella se consiguen muy buenos resultados e incluso puedes complementarla con otras opciones como el tratamiento con microespuma.

Estos procedimientos están recomendados para aquellas personas que sufren una enfermedad venosa crónica. Ya sean pequeñas arañas vasculares o úlceras varicosas, ya que suelen producir hinchazón, pesadez, dolor, picazón, hormigueo o calambres y pueden perjudicar a su calidad de vida.

Estas son algunas de las técnicas de tratamiento para las varices sin pasar por el quirófano que existen actualmente, pero es fundamental que sea un especialista el encargado de elegir la más adecuada para ti, ya que cada caso es único.

Como te hemos comentado, son métodos menos invasivos y dolorosos que aquellos que implican cirugía, por lo que suelen ser más beneficiosos y te permitirán llevar un ritmo de vida normal tras el tratamiento.

Si padeces este problema, te recomendamos que acudas a tu centro Sanitas más cercano, seas o no de Sanitas este valorará la idoneidad de las técnicas, infórmate sin compromiso.

No hay comentarios
Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

¡Babú Magazine, la primera revista online para los más de 50!

¡Conecta tu negocio con la comunidad Babú!

Contacto publicidad Babú Magazine:
Daniel Angel
[email protected]