Un corte de pelo a lo garçon es el sello de Clara, 56 años y Babú.

Me llamo Clara, tengo 56 años y soy Babú.

He decidido escribir porque el otro día en un artículo publicado en Babú Magazine, Puri preguntaba si teníamos alguna manía. Ella los pendientes y yo el pelo.

Siempre lo he llevado “a lo garçon”, excepto cuando era muy pequeña. La última vez que lo tuve largo, tenía 7 años y fue para hacer la Primera Comunión.

Ese verano me cortó mi madre el pelo en melenita porque lavarme la cabeza era complicado, mi pelo seca mal y retiene mucho la humedad y, como en el invierno cogía fuertes catarros, tomó la medida mas sana.

Mi madre iba a la peluquería todas las semanas y aprovechaba para ver las revistas del corazón. En una época determinada se puso de moda el pelo corto y en la nuca el pelo un pelín mas largo y se secaba con las puntas hacia fuera.

Le gustaba mucho ese corte y me llevó para que me lo hicieran. No veáis lo bien que me sentaba, me lo decía todo el mundo.

Lo mejor era la comodidad, me lavaban el pelo y con el secador rápidamente me quitaban la humedad y lo secaban. Cuando me daban los catarros y me subía la fiebre, me duchaba sin problema, mojándome incluso la cabeza. En un pis pas el pelo estaba seco.

Si hay algo que no me gusta es que me toquen la cabeza, por eso odiaba la peluquería, cuando me estaban cortando, me iba hundiendo en el sillón y siempre me tenían que volverá colocar, porque si no me ibas al suelo.

Por eso cuando tenía 17 años estuve 1 año sin ir a la peluquería, porque a la que me llevaba mi madre, el peluquero cortaba a navaja y además hacía mucho daño. Cómo sería que cuando salía tenía que tomarme algo para el dolor de cabeza, ¡me estallaba!.

El pelo me crece muchísimo y en un año lo tenia ya muy largo. Por aquella época empecé a trabajar y con mi primer sueldo, tomé la decisión de ir a una peluquería de nivel. Nos fuimos dos compañeras y yo. A ellas les hicieron un corte desfilado super gracioso, a mi me dijo que me sentaba mejor un corte a lo garçon, que si me atrevía porque el cambio era importante, me cortaba el pelo.

¡Adelante! Dije yo. La verdad es que adoro las grandes transformaciones de morena a rubia, de rubia a pelirroja. Cambios siempre muy notorios.

Cuando terminó de cortarme el pelo y me vi en el espejo el resultado me encantó, Este peluquero me explicó que el corte tenía que ir bien a la cara, gustase o no el corte. Que había que dejar aconsejarse y que me fijara que personas con  posibilidades siempre llevaban el pelo igual, porque era como realmente les sentaba bien.

Al día siguiente, fui a trabajar y todos me decían que estaba guapísima. El pelo corto en mi pelo, coge mucho cuerpo y  volumen y solo con secarlo boca abajo parece que he ido a la peluquería.

Cuando me dice la gente que con el pelo corto siempre voy igual, les digo que es cierto, pero yo me siento a gusto así.

Las mujeres que me han enamorado a lo largo del tiempo llevaban en algún momento o casi siempre el pelo corto.

Ahí tenéis a Coco Chanel, Audrey Herpubn en Sabrina y también Diana de Gales que, a pesar de tener que llevar tiara, desde que se casó siempre optó por su pelo corto, porque realmente era lo que mejor le sentaba.

Ninguno de los que me conocen podrían imaginarse que algún día me deje crecer el pelo. Muchas veces me preguntan: “¿Y cuando seas madrina de un hijo qué?”. Siempre respondo lo mismo: “Llevaré el pelo corto y el vestido también, me gusta ir haciendo juego”.

Algunas amigas me cuentan que no se cortan el pelo porque a sus maridos no les gusta el pelo corto. Si a mi marido me dice que no le gusta el pelo corto, me lo dejó al cero. Soy yo la que decide cómo tengo que ir, es lo último que nos quedaba, ir al gusto de los maridos.

Bueno ya os he contado mi manía. Me gustó mucho que otras personas tengan sus propias manías, porque eso no significa que seamos raros, en todo caso diferentes.

¡Y ahora a las rebajas! Conmigo no contéis no me gustan nada, le contesto con esto a Germán, soy mujer y odio las rebajas.

Un abrazo Babús y a divertirse.

“¿Tú también eres Baby Boomer?”. Esta es tu sección. Puedes contarnos cómo te sientes después de los 50. Qué te gusta, como te va la vida; tus aficiones. Nos encantaría hacerte visible, ponerte cara y que digas: “Soy Babú”, con orgullo y una gran sonrisa.

Escríbenos a [email protected]

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>