¿Cómo poner una reclamación en consumo?

Vivimos en una sociedad en la cual tenemos que estar siempre en alerta. Desde cuando firmas algún producto financiero con el banco, pasando por los planes de precio de los operadores de móviles hasta los contratos de alquileres de coches, es mejor leer las letras pequeñas y desconfiar de las ofertas demasiadas golosas. ¿Quién no se ha encontrado alguna vez en la necesidad de pedir la hoja de reclamaciones en un establecimiento? Lo cierto es que saber cómo poner una reclamación en consumo, que parece algo muy habitual, no es tan sencillo. Pero no podemos tener miedo de pedir una hoja de reclamación cuando tenemos claro que estamos delante de una injusticia, os aseguro por experiencia que cuando se lleva bien acabo el resultado es tremendo.

como poner una reclamación en consumo

¿Cómo poner una reclamación en consumo?

Si tras consumir un producto o un servicio decido que no se han cumplido mis expectativas o que no se han dado las condiciones que se fijaron en el contrato de compra, o que veo que me han tomado el pelo suelo pedir la hoja de reclamaciones.

El primer paso que debes dar a la hora de quejarte es, o bien pedir la hoja de reclamaciones en el momento, o bien acudir a la reclamación online. En ambos casos te enfrentas a un documento en el que tienes que cumplimentar cierta información sobre la queja que quieres poner.

No olvides que una hoja de reclamaciones está integrada por tres papelesautocalcables de colores blanco, rosa y verdes. El papel verde es para la persona que reclama, el papel rosa para el establecimiento y el papel blanco es el que tienes que entregar en la administración. La información que tendrás que rellenar en la hoja es:

– Lugar donde se ha producido la incidencia.

– Datos del reclamante: tendrás que indicar nombre o razón social, teléfono, correo electrónico, etc.

– Descripción de los hechos que se han producido, especificando el producto o servicio sobre el que se va a realizar la reclamación.

– Tienes que especificar lo que esperar obtener a cambio con la reclamación. Puede ser la devolución del importe pagado, una indemnización, la devolución del producto o servicio prestado, etc. Esta información debe quedar muy claramente expuesta.

– Documentación anexa que pueda servirte para demostrar los hechos que hayas relatado. Así tanto las facturas, como tickets, fotos, etc. que creas que puedan apoyar tu reclamación. Recuerda siempre quedarte con una copia de los documentos que presentes con tu reclamación, nunca entregues los originales.

– Fecha de la reclamación y la firma.

Una reclamación en consumo puede ponerla cualquier persona que sea consumidora de productos o servicios. Lo que sí tienes que tener en cuenta son los plazos de los que dispones para presentar tu reclamación. Desde el momento en que has realizado la transacción con la empresa o establecimiento dispones de dos meses para reclamar por la vía que hayas decidido.

Es posible que este plazo de dos meses lo superes, en cuyo caso la reclamación sigue su curso. Tienes derecho a ponerla, pero es posible que te puedan exigir una reclamación por el tiempo en que te hayas excedido en la solicitud.

 

cómo poner una reclamación en consumo¿Qué ocurre con mi solicitud una vez presentada?

Un aspecto muy interesante es que conozcas cómo se gestiona la documentación una vez que has presentado la reclamación. Tras presentar tu reclamación, la administración se comunica con el establecimiento o empresa para informarla de la reclamación y le da 15 días para que pueda presentar alegaciones y aportar pruebas si lo considera necesario.

No olvides que la función que va a desarrollar la administración es la de mediar entre el consumidor y la empresa para resolver el conflicto, aunque en caso de que se identifique que la empresa ha cometido alguna infracción recibe una sanción.

Y os aseguro que una vez llegado a este momento, de repente todo el mundo se mueve dentro de la empresa denunciada porque las multas son fuertes y alguien tiene que responder de ellas. Saben que la mejor solución es llegar a un acuerdo con el cliente para aportar, de repente, una solución amigable para evitar pagar una barbaridad.

Ahora que ya sabes cómo poner una reclamación en consumo y qué aspectos tienes que tener en cuenta, seguramente no dudarás más a la hora de reclamar cuando algo no te convence o no cumplen con lo que te han prometido. Créeme gracias a este sistema los consumidores están más protegidos ante las empresas!

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>