Restaurantes “fashion” en el barrio de Salamanca en Madrid

Muchos estudios dicen que a la mayoría de la gente les gusta comprar, que lo más difícil es tomar la decisión pero que una vez dicho “¡si, lo quiero!” se consigue un buen subidón de adrenalina.

¿A quien no le gusta ir de compras por la mañana, caminar con un montón de bolsas en las manos?. Felicidad pura. Pero hay que reconocer que el otro gran momento es cuando por fin te sientas un rato para comer. Uno de los barrios por excelencia para quemar una tarjeta Visa es el de Salamanca en Madrid, done se codean todas las grandes marcas.

Babú Magazine ha visitado para vosotros algunos de los restaurantes “fashion” del barrio de Salamanca.

 

Fachada restaurante Cristina Oriola
Fachada del restaurante Cristina Oria

Uno de los últimos en abrir es el restaurante de Cristina Oria en la calle Conde de Aranda,6 muy cerca de la calle Serrano. Un concepto muy cuidado con una tienda en la planta de abajo donde podrás comprar queso, comida “gourmet” y un montón de gadgets o ideas de regalos para la cocina.

Cristina Oria

 

El restaurante esta en la planta de arriba. La decoración es de buen gusto, nada que reprochar. El espacio coquetón esta dividido en dos salas. Hay unas mesas para dos personas que dan a la calle y que relajan mucho por la tranquilidad del sitio.

 

Cristina Oria

Como podéis ver en el restaurante no fala un detalle, la vajilla es preciosa.

cristina-oria

Los camareros también perfectos, profesionales, educados, con estilo.

La tarta de manzana con helado de vainilla: un diez
La tarta de manzana con helado de vainilla: un diez

En cuanto a la comida todo estaba bien, os recomendamos el foie, especialidad de la casa. En resumen: El restaurante de Cristina Oria es un lugar muy recomendable.

 

 

Restaurante Bump Green

En el numero 11 de Velazquez nos hemos parado en el restaurante  Bump Green, llama la atención por su aire eco. Igualmente tienen una carta con platos vegetarianos y sin gluten. Ideal para controlar las calorías y comer sano. Podréis elegir, por ejemplo, entre unas cuantas ensaladas, pasta de calabacín, burger de quinoa …todo esto bebiendo un anti-aging smoothing.

Restaurante Bump Green

El espacio no es demasiado grande así que es mejor reservar mesa.

Restaurante Bump Green

Y a la salida hasta podréis adquirir algún producto bio.

 

Restaurante Velazquez 17

Muy cerca del Bump Green, también hemos probado el Velazquez,17 . La decoración es estilo bistrot. Quizás las mesas demasiado juntas, lo que impide la intimidad.

Restaurante Velazquez 17

El servicio estuvo correcto, el ambiente agradable, buena música. Bien, aunque no inolvidable.

Restaurante Velazquez 17
Pallarda a la plancha con ensalada de rucola y tomate cherry

La comida acertada tanto en la presentación como en el gusto.

Restaurante Velazquez 17
Berenjenas crujientes con humus y miel

De entrada hemos compartido una berenjenas crujientes servidas con humus y miel. De segundo una milanesa de ternera con rucola y una pallarda de pollo a la plancha. La verdad es que para comer estilo italiano mejor cruzar la calle y comer en el restaurante Ornella

Restaurante Velazquez 17

La cuenta parados personas muy razonable: 48 euros, pero sin postre.

 

Restaurante la Maruca
Restaurante la Maruca

Un poco más adelante en la misma calle Velazquez, exactamente en el numero 54 encontrareis La Maruca, un restaurante gestionado por grandes profesionales de la hostelería de Santander.

Restaurante la Maruca

Por lo visto el sitio esta casi siempre lleno. Siendo solo dos nos colaron en el primer servicio pero nos pusieron en una mesa demasiado cerca de la cocina. No muy agradable, la verdad.

Restaurante la Maruca
Cordero al horno

En cuanto a la comida, después de compartir unas alcachofas a la plancha que no tienen nada que ver con las del restaurante Petit a Petit, hemos  probado unos chipirones en su tinta (regulares) y un cordero al horno de calidad pero demasiado salado. Cantidad un poco escasa en los dos platos. Mejor no llevar a tu primo el de Bilbao que se puede ir de ahí con un poco de hambre.

 

Chirriones en su tinta
Chipirones en su tinta

En cuanto a la tarta de limón, de la cual somos especialistas mundiales, podemos comentar que tenia un aspecto increíble pero al final hemos llegado a la conclusión que las de masa fina son mucho mejores.

tarta de limon
Tarta de limón

La Maruca

La cuenta suma 62,10 euros. En linea con los restaurantes de este tipo en la capital. Anota que esta gente tienen dos restaurantes más en Madrid, “La Primera” que esta situado en un sitio emblemático de la Gran Vía al mismo numero 1 y “La bien parecida” en la calle Jorge Juan.

 

Restaurante Babelia
Restaurante Babelia

Ahora vamos a por el callejón de Jorge Juan. Ahí tuvimos la mala idea de reservar en el Babelia un domingo a mediodía. Mala idea porque el sitio es bastante grande y estaba lleno, si te gusta comer con tranquilidad, este día no era el día.

Restaurante Babelia

La decoración es bastante acertada, muy del ambiente del momento. Mucha madera, algún detalle, correcto pero tampoco nada excepcional.

 

Restaurante Babelia

 

Restaurante Babelia

 

En cuanto a la comida elegimos entre otras cosas unos rollitos de primavera y luego un pescado con verduras. Faltaba fineza. Todo bastante decepcionante.

El servicio: nos toco un camarero malísimo. Mala experiencia en general.

 

Terraza exterior del Restaurante No
Terraza exterior del Restaurante No

El domingo siguiente fuimos a probar el restaurante No también en el callejón de Jorge Juan. Como hacía sol nos pusimos en la terraza pero a cabo de un rato el calentador que teníamos encima de la cabeza nos empezó a molestar demasiado porque daba un calor excesivo.

 

Ensalada Rusa
Ensalada Rusa

 

Lomo de atún plancha
Lomo de atún plancha

 

Alcachofas fritas
Alcachofas fritas

Hemos compartido una media ensalada Rusa (deliciosa), una cazuela de mejillones (no nos gustó nada la salsa, picaba demasiado), unas alcachofas fritas (regulares) y un lomo de atún (regular).

El servicio demasiado “forzado”, creo que el entorno y el tipo de comida se merecen un servicio más “cool”.

restaurante No

La cuenta del No = 67,30 euros.

 

Terraza del Cappuccino
Terraza del Cappuccino

Saliendo del No hemos llegado a la conclusión que con un buen día de sol la mejor opción es comer en la terraza del Cappuccino de la Plaza de Independencia, donde el servicio es siempre irreprochable, la comida buena (aunque echamos de menos algunos platos “lights”) y las vistas sobre la Puerta de Alcalá únicas. Ahí solemos compartir la ensalada Kale, los Springrolls y la hamburguesa casera, con cafés y bebidas la cuenta ronda los 60 euros.

 

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>