Sopa fría de tomate con albahaca

¡Hola Babús! Hoy vamos a hacer una sopa fría de tomate con albahaca, que es una de mis hierbas aromáticas favoritas. 

Me entusiasma su color, su viveza, su olor. Tengo una jardinera en la ventana de la cocina en la que planté albahaca. Cuando abro la ventana, muevo las hojas y respiro su olor. ¿Sabéis que antes la albahaca se usaba para ahuyentar a los mosquitos?

Tener jardineras, con plantas aromáticas merece la pena. No es lo mismo tener un tomillo salsero y cortarlo, que en especia en un bote. El aroma no es igual, no aportamos el mismo sabor a nuestros guisos.

Con tomillo, perejil, albahaca, romero y orégano estamos servidos. Además no dan trabajo, solo tenemos que regarlas y cortar cuando necesitemos.

Ingredientes de la Sopa fría de tomate con albahaca

  • 1 kg de tomates de pera
  • 1 cebolla grande
  • 2 clavos
  • 1 pastilla de Avecrem
  • 3 ramas de albahaca
  • 1 ajo
  • 2 hojas de laurel
  • Aceite
  • 1 litro de caldo de verduras

En una sartén profunda, cubrimos su fondo con aceite.

Pelamos la cebolla, la partimos muy finita. Pelamos el ajo.

Colocamos la sartén a fuego fuerte (9). Cuando este templado añadimos la cebolla y el ajo y bajamos el fuego al 6. Echamos sal y dejamos que se poche lentamente la cebolla. Añadimos los clavos y las hojas de laurel y rehogamos 5 minutos más.

Mientras tanto vamos lavando los tomates y los pelamos. Los partimos en trozos.

Terminada de pochar la cebolla, añadimos los tomates en trozos y rehogamos lentamente. Añadimos la pastilla de Avecrem y vamos rehogando unos 15 minutos. Añadimos el caldo y cocemos 5 minutos.

Dejamos enfriar.

Cuando está templado, añadimos las hojas de albahaca. Trituramos todo perfectamente, de tal manera que tiene que quedarnos una crema muy fina.

La metemos en la nevera.

Cuando vayamos a comerla, sacamos la crema de la nevera y ahora solo nos queda emplatar.

Colocamos en un plato hondo la crema y ahora vamos a decorarla un poquito.

Podemos hacer múltiples acompañamientos: colocar unos taquitos de jamón, huevo duro prensado, taquitos de pavo, etc., eso si no podemos olvidar de poner unas hojas de albahaca enteras, porque de eso va nuestro plato.

Fresquita está deliciosa, es como un gazpacho con un sabor totalmente diferente.

Tiene un montón de vitaminas, estamos utilizando productos con mucho color, que de cara a poder broncearnos son una auténtica maravilla. Realmente podemos pedirle poco más.

Fácil de hacer, muy fácil y con una presentación muy bonita.

¿Qué os parece? ¿Habéis practicado las anteriores?

Un beso fuerte babús, a seguir disfrutando del verano.

Maite Martín apasionada de la cocina y Babú.
Maite Martín apasionada de la cocina y Babú.
1 Comentario
  1. Maite, nos encantan tus recetas de sopas frías, muy fáciles y rápidas de preparar, sanas y ricas, ideales para el verano. ¡ Que bonita la presentación de la de tomate ! este fin de semana la probamos sin falta.

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>