Costanza Pascolato, una mujer extraordinaria

Costanza Pascolato y su máxima: “La perfección no consiste en hacer cosas extraordinarias, sino hacer cosas simples de forma extraordinaria” me parece muy inspiradora para las mujeres babú.

Costanza, (sin n), nació en Siena en el año 39, vive en Italia hasta 1947, año en el que su familia, de origen aristocrático, emigra a Brasil  huyendo de los horrores de la II Guerra Mundial, para recalar en São Paulo donde ponen en marcha una fábrica de tejidos que aún sigue funcionando, “Santacostanza”.

Costanza Pascolato
Costanza Pascolato: “Ser elegante es ser una misma” . Imágen Instagram

La joven Costanza ya apuntaba maneras de estilo cuando en el colegio intentaba  acortar la falda de su uniforme y remangarse los jerséis con el consiguiente enfado de sus profesores además de las pésimas calificaciones que obtenía.

De belleza tranquila, una mezcla entre Jackie Kennedy y la inglesa Twiggy, con una elegancia sin pretensiones.

El negocio de sus padres, los tejidos, le permitió viajar por el mundo y conocer a Coco Chanel, Monsieur Dior e Yves Saint Laurent; observando sus prendas, los cortes, las caídas, las formas. Lo más importante para ella: forma y proporción además del espacio, el área entre la cintura y los brazos, entre el cuello y los hombros.

Balenciaga diseñó su vestido de novia; pero, como su primer marido era anglicano, el vestido no era tan espectacular como ella hubiera querido. Para el día a día, vestía de Pierre Cardin o Dior. Estamos en los años 60 y ella ejercía de perfecta esposa de banquero americano y madre de dos niñas.

Costanza Pascolato
Costanza Pascolato en el último desfile de Gucci. Imagen Instagram

Hasta que conoció al conde Italiano Giulio Cattaneo della Volta, el amor de su vida. Junto a él, pasó los años más intensos y a la vez más tristes, ya que su familia le castigó por este llamado escándalo, dejándola sin dinero y casi sin poder ver a sus hijas. Giulio falleció años después y Costanza cayó en depresión al mismo tiempo que enfermaba de cáncer de mama; convirtiéndose años más tarde en una abanderada de las campañas de prevención de este tipo de cáncer.

Entonces, comenzó a trabajar en lo que conocía, en el mundo de la moda como editora de revistas, su opinión se hace imprescindible, será también consultora de moda escribiendo una columna mensual para Vogue Brasil y diseñando  joyas para la famosa joyería H. Stern.

Costanza Pascolato
Portada de Vogue Barsil del mes de Octubre 2017 revista para la que escribe Costanza Pascolato.

Es tan respetada y querida en su país que no puede perder ningún desfile o evento de moda y la podemos ver tanto en la semana de la moda de Milán o en la de París con sus zapatos bajos, las gafas oscuras, su característico moño y las chaquetas de Miu Miu o los trajes de Prada, que sólo ella sabe llevar de manera tan particular.

Costanza Pascolato. Imagen de The Sartolialist
Costanza Pascolato fotografiada por Scott Schuman. Imágen de la web “The Sartolialist”

La descubrí en el año 2011 gracias a una foto que le hizo Scott Shuman y tuve la suerte de hacerme con un libro suyo, “Segredos de Moda, Estilo e Bem-Viver”, al que recurro muchas veces y donde dice verdades como estas:

1.Elegir un color que nos guste y nos favorezca y ser fiel a él. El de Costanza es el negro.

2.Tienes que aprender a quererte y aceptarte tal cual eres. Ser individual y tener personalidad. No copies a nadie. Ser elegante es ser una misma.

Costanza Pascolato
Costanza Pascolato es fan absoluta del color negro. Imágen de su Instagram

3.Hay que tener varios pantalones negros.

4.Mantenerse delgado. Hace Pilates todos los días.

5.Leer, viajar, estar al día, ser educado…odia la arrogancia.

Costanza Pascolato con su hija Alessandra Bloker. Imágen de su Instagram

6.Sus dos nietos, Cósimo y Allegra, son lo mejor que le ha pasado y viajar con ellos es uno de sus placeres.

7.Estilo es lo que da forma al pensamiento y muestra quienes somos. Es una conquista individual, plena de autonomía.

8.No aparentar ser joven.

9. Mezclar cosas caras con cosas baratas. Saber mezclar.

10. Hay que ser persistentes y constantes, como su nombre

Escrito por Flor Lloriana, historiadora del arte, madre de dos hijos. A Flor la curiosidad es lo que la mantiene viva y , mujeres como Costanza Pascolato, que aman, viven, sufren, tropiezan y se levantan para continuar, le emocionan y le demuestran que todo es posible con pasión y con ganas.

Contar su historia en Babú Magazine permitirá, a las que no la conocéis, saber que la edad no importa, que existen mujeres babú maravillosas. Flor se encargará de presentárnoslas.

También te puede interesar:

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>