¿Los ejercicios de Pilates son buenos pasados los 50 años?

Saludos Babús, nuevo mes y nuevos propósitos, este mes vamos a hablaros de las distintas disciplinas y tipos de ejercicios que podéis hacer para cuidaros, durante este mes elegiréis una ya que os vamos a explicar los pros y contras de cada método y vais a practicar regularmente durante todo el año. Hoy empezamos por revisar si son buenos los ejercicios de pilates cuando uno tiene más de 50 años.

Beneficios de los ejercicios de pilates después de los 50:

Lo primero que hay que distinguir es que podéis practicar Pilates suelo, máquinas o ambas.

Ejercicios pilates con maquina
Ejercicios pilates con maquina. Foto Gtres

El pilates máquina, se práctica con unas máquinas especiales que desarrolló Pilates, que facilitan los ejercicios o los dificultan, a través de las distintas máquinas, el reformer, el más conocido, la torre, Cadillac, barril y silla. Es el método de Pilates más eficaz pero a la vez el más caro debido al coste que llevan las máquinas.

En el caso del pilates suelo, el más extendido de los métodos de Pilates, se trabaja en el suelo, sobre una colchoneta, se trabaja en todas las posiciones, tanto bocarriba como bocabajo, sobre los lados, de rodillas, cuadrupedia y de pie.

Es el método más económico puesto que el material necesario es solo la esterilla y dependiendo de dónde os lo impartan, podrán amenizarlo con otros elementos como fitball, aro mágico, bandas de resistencia, pesas, etc.

Los que hagan ejercicios de pilates suelo y máquina, podrán empezar con los ejercicios facilitados en las máquinas, una vez que los dominen irse al suelo y finalmente volver a las máquinas para dificultarlos.

El pilates suelo es un pelín más difícil que el pilates máquina pero ambos métodos son muy recomendables para personas con problemas de espalda y que tengan un tono muscular pobre.

En el método Pilates siempre se habla del Core, o del Power House, etc., esto se refiere a la importancia del trabajo abdominal durante los ejercicios, en este método se trabajan los distintos músculos abdominales, rectos abdominales, oblicuos externos e internos y transverso del abdomen, además de combinarlo con la musculatura del suelo pélvico y de la espalda, erectores de la columna y multífidos.

No es el método más específico para trabajar el Suelo Pélvico pero sí uno de los más específicos para trabajar la espalda en especial para aquellos que tengan una musculatura muy débil.

Ejercicios pilates
Samantha Vallejo presentadora de Masterchef haciendo pilates en la playa de Marbella. Foto Gtres

También se trabaja la respiración, en este método se incide en la respiración costal, es decir manteniendo el ombligo dentro, en vez de sacar la tripa durante las inspiraciones, se mantiene dentro y se movilizan costillas y vértebras lo que hace aumentar la flexibilidad. Esto es un poco difícil y puede llevar más tiempo dominarlo.

No menos importante es la posición del cuello y cabeza en la que se insiste en hacer un alargamiento de la columna desde la cabeza, lo que hace que uno se estire, disminuya la presión en las articulaciones de la columna, en especial en los discos vertebrales, muy útil para aquellos que presenten radiculopatías, hernias o protusiones y los que tengan malas posturas en el trabajo.  Incluso algunos crecerán.

La posición de las escápulas, se refleja en los hombros, en el método Pilates es muy importante llevar los hombros hacia detrás y hacia debajo como queriendo alejarlos de las orejas, esto fortalece el trapecio medio e inferior y los romboides y relaja el trapecio superior que tantos problemas de hombro y cuello dan.

Cómo podéis ver la espalda es la gran beneficiada de los ejercicios de pilates pero si no se adapta pueden aparecer problemas, aquí os los nombramos.

Ejercicios pilates suelo
Ejercicios pilates suelo. Foto Gtres

Contras a los 50 del método Pilates:

En Pilates se trabaja mucho la posición de mesa que es levantar las piernas a 90º como si estuviesen apoyadas en una mesa pero sin estarlo, esto hace que trabaje en exceso el psoas iliaco, el músculo que levanta la pierna, de hecho si os fijáis, pasáis mucho tiempo sentados con las piernas y el cuerpo formado un ángulo de 90º, por lo tanto tiene poco sentido hacerlo tumbado porque el objetivo es estirar y no acortar más la musculatura.

Con el cuello pasa algo parecido, en Pilates se trabaja mucho con la cabeza levantada, si esto no se adapta pueden aparecer los temidos dolores de cuello, ya que el problema de la musculatura del cuello es que la parte delantera está acortada y la posterior distendida, hay que estirar la parte anterior y fortalecer la posterior, levantando la cabeza desde el suelo hacemos justo lo contrario y aparecen los problemas.

Menos comunes son los problemas de codos, hombros o rodillas que pueden verse agravados, pero no por el método en sí, sino porque el ejercicio implica movimiento y las lesiones articulares de las extremosidades no se rehabilitan con este método.

Por último este método no es metabólicamente muy activo, quiere decir que para mejorar postura y trabajar la musculatura es excelente, para perder peso no va a servir. Tendréis que combinarlo con sesiones de ejercicio aeróbico como cinta, bici o elíptica.

Así que ya sabéis, si tenéis problemas de espalda y ningún problema en extremidades, los ejercicios de pilates puede ser la solución a vuestros problemas, buscar un centro o un profesional que os imparta clases reducidas o individuales al menos al principio para hacer bien los ejercicios.

También te puede interesar este otro articulo sobre los beneficios del método Pilates para baby boomers

¡Feliz mes de Octubre Babús!

Carlos García fisioosesto
Carlos García www.fisiosesto.com
No hay comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>