Mujeres sin hijos ¿Qué ha cambiado?

Soy una de las mujeres sin hijos de cincuenta y cinco años que convive libremente en la sociedad actual. Cuando el famoso llamado «reloj biológico» comenzó a llamar intensamente a mi puerta, como a la mayoría de las mujeres, las dudas comenzaron a surgir.

Para ello, había de averiguar qué era realmente lo que deseaba o si estaba influida por la educación recibida como mujer y experimentar con la maternidad. Por un lado, mi naturaleza femenina parecía presionarme y, por el otro, la razón me empujaba a sopesar todas las consecuencias. Era claro que la solución pasaba por conciliar las dos partes. Fue así como decidí contrastar mis opiniones para tomar una determinación con total coherencia.

Mujeres sin hijos. ¿Cómo percibe la sociedad actual el cambio con respecto al pasado?

Hoy me doy cuenta de que la visión y la opinión de la sociedad de ayer a la de hoy han variado considerablemente, aunque no puedo negar que todavía no se ha diluido la presión social en su totalidad, pero sí se ha asumido que las mujeres hemos evolucionado hacia otros patrones diferentes.

Actualmentelas mujeres sin hijos como yo hemos pasado de escuchar la tan recurrente afirmación de «cambiarás de opinión» al «no quiero tener hijos» con total normalidad y sin tener sentimiento de culpa.

La sociedad ha comenzado a entender y respetar mi decisión de no ser madre porque la evolución femenina nos abre hacia otros destinos con la finalidad de buscar la felicidad como personas.

En el pasado, era casi un imperativo social y personal tener hijos porque se consideraba que era el papel principal de la mujer. Si no tenías hijos eras una rareza y te acuñaban calificativos de distinta índole como «es antinatural no tener hijos», y sentías como muchas personas te alejaban del grupo.

Y, yo, sinceramente, observaba a muchas amigas o mujeres de mi entorno cómo acababan siendo madres por distintas imposiciones, alejándose de su propia decisión.

Ahora, y después de ver las estadísticas, el tanto por ciento de las mujeres nacidas en los años setenta indican que han decidido ser mujeres sin hijos. Y el porcentaje más alto, lo hará por motivos tanto racionales como emocionales. Exactamente igual que la decisión que tomé yo. ¿Por qué? Porque no me siento más mujer por ser madre. Ni incompleta ni fracasada. Simplemente, mis prioridades son otras.

Mujeres sin hijos
Foto gtres

Elegir vivir sin hijos

En la época que tenía dudas, las tan nombradas hormonas tenían la culpa de ser las causantes de ese despertar maternal. Más tarde, averigüé que no existen resultados científicos que lo demuestren. No existe evidencia de que las hormonas sean las responsables de mi deseo.

Aun así, al margen de la biología, siempre me preguntaba: ¿por qué no puedo decidir qué es lo mejor para mí sin que todo el mundo me presione? La verdad, es que tener a tantas personas alrededor repitiendo constantemente «tienes que vivir la experiencia maternal para sentirte completa» llegó casi a convencerme.

Esa influencia era muy fuerte, aunque intuitivamente, esa insistencia me creaba dudas como si esas mujeres, realmente, se hubieran arrepentido ahora que ya lo eran. Esta percepción fortaleció mi decisión final, además de otros motivos como los laborales y otras metas personales que estimulaban mi sentido vital.

Las mujeres sin hijos elegimos esta opción como una fórmula de felicidad respetando otras alternativas. Puedo decir, por mi experiencia personal, que mi decisión de no ser madre ha aportado a mi vida bienestar y desarrollo en muchos sentidos de mi vida. Yo evolucioné en el momento que aprendí a decidir por mí misma. Te animo a que siempre te alíes contigo misma para disfrutar de la vida con total plenitud.

Marta.

También te puede interesar leer: viajar sola

Si te gusta escribir y quieres contar tus experiencias no dudes en enviarnos tus textos a [email protected]

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>