Babú Magazine entrevista a Alaska

Por fin tenemos fecha para entrevistar a Alaska, su secretaria me da cita a las 18h en la Fresh Gallery. Cuando estamos sentados uno frente al otro le confieso que es mi primera entrevista en directo y le doy las gracias por su generosidad. Ella es muy amable y educada como siempre, va muy bien maquillada, la encuentro muy guapa de tan cerca. Enciendo la grabadora.

¿Recuerdas dónde estabas en los 80 y qué hacías?

Por ejemplo, en el 80 tenía 16 o 17 años, estaba ya en “Alaska y los Pegamoides”, estaba estrenando “Pepi Luci Bom y otras chicas del montón”; durante toda la década estuve haciendo lo mismo: televisión, música, escribir en prensa. Cambié de grupo a mitad de los ochenta: “Alaska y Dinarama”; para acabar la década volví a cambiar de grupo con “Fangoria”.

Y entonces… ¿los estudios?

Los estudios los deje con 15 años, que es un nivel que aquí en España se llamaba el graduado escolar; grabé mi primer single con mi primer grupo, llegue a casa y le dije a mi madre: ”No quiero volver al colegio, quiero hacer esto”. Ella me contestó: “Vale, terminas este curso y luego a trabajar”. Me puso a trabajar de secretaria con unos amigos suyos.

Los años anteriores, justo cuando estudiabas, ¿ibas más con una pandilla de amigos, o a tu rollo?

El problema era que, en el colegio yo tenía 14 años, pero parecía que los niños tenían 10. A mí me interesaba la música, Warhol, el cine de John Waters, y no encontraba a nadie como yo; entonces empecé a tener mi pandilla fuera; fue una de las cosas que me hizo decirle a mi madre: “No me gusta la doble vida”, tener una vida por la mañana y otra por la tarde, me parecía que no era bueno… menos mal que me di cuenta a los 13/14 años…

¿Tú eras como el bicho raro de la clase?

Si, no tanto porque llevabas uniforme, entonces era más disimulado, pero empezaba a tener serios problemas. Comencé a tener malas notas, nunca las había tenido, por propio aburrimiento, porque no prestaba atención a las cosas.

De estos amigos de la adolescencia ¿te queda alguno al que vuelves a ver o no?

Nacho Canut, con quien hice el grupo .

Ahora que has pasado los 50 ¿te cuidas más que antes?

Sí, yo durante 50 años no me he alimentado, sencillamente, he comido sobre todo comida que no son alimentos; es decir: productos artificiales con colores muy chillones, harinas… Ahora procuro alimentarme, porque empiezo a notar carencias, empiezan los problemas, empiezas a poner los parches, dolores articulares debidos a la forma en que pisas; llevas 50 años pisando mal, y ahora todo eso sale; pero no tengo un concepto claro de lo que es cuidarme, hago más bien lo que me gusta.

A mi lo único que me ha gustado en mi vida es el culturismo, es lo único que me sigue gustando; pero por la hernia descubrí el Pilates; al principio iba  porque tenía que ir; ahora me gusta mucho.

Los baby boomers somos la generación sándwich, porque tenemos que ayudar a nuestros hijos pero también a nuestros padres. Tienes la suerte de tener una madre todavía muy activa.

Si, es verdad que no la tengo que ayudar y tampoco tengo hijos por ayudar (risa)

Tengo curiosidad por saber si tu madre, a la que yo veo muy independiente, te pide consejos o ayuda de vez en cuando.

¿Ella a mi? ¡Nunca!

¿Ni cuando tiene que cambiar de móvil?

A mi no, no soy demasiado expansiva en el habla, porque le contestaría: “el que tu quieras..”. Ella si tiene una red con sus amigos, que no tiene conmigo; pero creo que por mi carácter no le doy este espacio para que haga este tipo de cosas; no me pregunta jamás, nunca me ha preguntado: “ me voy a separar de tu padre, ¿que hago?”. No. ¡Se separó¡. Nunca me pregunto:” Voy a abrir un laboratorio de cremas..”.No. ¡Lo hizo¡.

 

Alaska "Soy Babú"
Alaska: “¡Soy Babú!”

¿Piensas a veces que llegará quizás un día en que tu madre no sea tan independiente?

Claro, soy muy racional. Yo el plan lo tengo muy establecido mentalmente; es decir, mamá vive en una casa grande donde hay varias habitaciones, y Mario y yo hemos añadido una habitación donde vivimos también en  previsión. Pero esto es la parte como de intendencia, lo que no estamos preparados por mucho que…es para lo otro. Por ejemplo , yo me fui con ella de viaje a México en Enero; era un viaje como para ver los sitios en los cuales había estado pequeña, un viaje lúdico, para mi fue un viaje difícil. Hay una fragilidad que cada día irá a más, es una realidad que se va a imponer.

Son cosas en las que no pensamos cuando tenemos 40, suele surgir pasados los 50. Al cumplir los 51 , porque fue a cumplir los 51 , me di cuenta que mi salud es frágil, y de repente también tuve una idea, absurda, porque te puede pasar lo mismo con 15 años, de que me queda muy poco tiempo.

Ninguno sabemos lo que nos queda, te pueden quedar 15 minutos; pero de repente me entró un agobio, por: terminar lo de culturismo, terminar la carrera de historia, y estoy en una época agobiada. Estoy en una época muy activa, tengo tremendos ataques de mala conciencia cada  momento, cada segundo  que creo que no hago algo.

¿Cuál sería tu futuro ideal?

Puedo seguir trabajando en lo que me gusta. Cuando me gusta. Es decir menos; pero al mismo tiempo tengo el dinero suficiente para vivir tranquila leyendo, estudiando, ir al gimnasio, y tengo lo que tengo en la ciudad y, quizás otro sitio, quizás en el campo. Esa es mi visión ahora.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>