Segunda vida: Viviendas sobre antigüas edificaciones

Las construcciones tienen muchas vidas, porque su erosión funcional es siempre más rápida que su ruina física.

La España  del S.XX. se vio  influída por un insaciable apetito expansivo de creación de nuevos edificios. Muchos de estos cayeron luego en desuso. Dejando carcasas obsoletas, contedores vacíos de contenido. Abandonados y parados en el tiempo en forma de ruinas.

Tras la larga crisis que ha azotado España, la construcción de nueva planta se paralizó y los modos arquitectónicos cambiaron hacia la reutilización. Dotando a los espacios en abandono de nuevos usos y prolongándoles así su vida útil. Los edificios, por tanto, han empezado a verse obligados a transformarse. Modificando su contenido y función, como ya se hacía en las ciudades árabes, griegas y romanas. Las construcciones viajan así en el tiempo, sirviendo a diferentes amos en sus biografías consecutivas.

Esta tendencia que ha proliferado en España tras la crisis del ladrillo también, como no podía ser de otro modo, ha afectado al mundo de la vivienda. Generándose así la última tendencia en diseño espacial de viviendas. Realizadas sobre antiguas ruinas de construcciones en desuso.

No siempre han de ser viviendas que transformemos en viviendas. Resulta interesante cuando carcasas estructurales de edificaciones destinadas a otros usos pasan a albergar en su interior, tras una intervención arquitectónica, una vivienda. Es el tema que nos acomete en este artículo.

Podemos ver este ejemplo en diferentes casas que superponen estos estratos matéricos produciendo este solapamiento temporal .En estos ejemplos podemos encontrar: desde viviendas de reformas que dejan las huellas de la distribución anterior vistas, dejando constancia de cómo era esos espacios anteriores, a intervenciones de mayor envergadura.

Foto Gunnar Knechtel
Foto Gunnar Knechtel

Por ejemplo en esta casa del casco antiguo vemos como se ha conservado las huellas de los suelos hidráulicos originales que tras la nueva distribución queda absorbida de forma aleatoria en los nuevos espacios.  Es de gran importancia en estos casos la combinación de materiales. Teniendo la sensibilidad de escoger materiales que no hagan competencia con los originales de la vivienda, sino que en cambio los resalten y dialoguen bien. En este caso el material escogido ha sido la madera oscura colocada a espiga, que enmarcan los hidráulicos a modos de alfombras.

Foto Marcela Grassi
Foto Marcela Grassi

En esta otra imagen, las secuelas de los antiguos tabiques o alzados queda integrada por los nuevos acabados de la vivienda. Generando una serie de frescos que dotan a la vivienda de una carácter vivo y dinámico. Los techos originales de viguetas de madera, han sido pintados de blanco para aportar a la casa más luz y sensación de amplitud.

Pero lo más interesante son los casos más extremos en los que construcciones destinados a otros usos: graneros, palomares, pajares, fábricas, almacenes… caen en la ruina y tras una intervención arquitectónica brillante se convierten en viviendas.

Foto: Angel Luis Baltanás
Foto: Angel Luis Baltanás

Es un ejemplo de ello esta vivienda diseñada sobre los antiguos muros de piedra de un antiguo pajar y con vistas a un bosque de castaños. En origen se encontró un granero abandonado y detenido en el tiempo. Se trataba de un lugar admirado por su propietario. El cliente, un fotógrafo de la zona, pidió construir una vivienda de 100m2.

La intervención arquitectónica comenzó con el derribo de todo aquello materiales que habían sido añadidos  al muro de piedra del pajar original, dejando solamente la fachada estructural. Sobre ello se creó un volumen de madera que reproduce la génesis de una casa vernácula de la zona.

 Como fachada principal podemos observar un gran mirador que conecta visualmente el interior de la vivienda con el bosque de castaños. Una paradoja en su concepto de casa íntima y recogida, pero que solo ocurre en este alzado. El resto, y en contraposición, quedan completamente herméticos al exterior.

La construcción se realizó en madera de castaño, por ese diálogo con el bosque. El acabado interior está realizado con dm hidrófugo albergando una vivienda de 100 m2, en dos plantas. Una planta baja compartimentada por los dormitorios y un primer piso diáfano para las zonas de vida común.

El primer piso, de carácter más público, queda abierto a las vistas del bosque. En el piso más bajo, el destinado a dormitorios conviven en su interior el muro de piedra con los muros contemporáneos que dotan a la ruina de habitabilidad.

foto-angel-luis-baltanas-2
Foto: Angel Luis Baltanás

En esta imágen vemos cómo conviven el material de la fábrica de piedra de la antigua construcción con el acabado maté rico contemporáneo que le da habitabilidad y uso a lo que era una ruina. En este caso el material escogido predominante es la madera de castaño y el dm tanto lacado de blanco como al natural. El contraste de la madera con la piedra  hace la vivienda agradable y hogareña sobre todo para un clima frío como el del norte de España.

Foto: Angel Luis Baltanás
Foto: Angel Luis Baltanás

La casa encaja en el bosque, en el tiempo y en la tranquilidad de la vida del pueblo. Así como en el propio pueblo, reflejando perfectamente su modo de habitar. Es una casa  que no hace elegir entre la arquitectura popular o culta. Es una vivienda que tiene por objetivo: aprender a mirar el bosque, que se establece como telón de fondo del espacio principal.

Foto:Angel Luis Baltanás
Foto:Angel Luis Baltanás

Estas convivencias de tiempos arquitectónicos dotan a estas viviendas de un carácter único histórico y artístico que las hace singulares. Y hacen que la “casa” sea también un “lugar”. Y todo ello aprovechando aquello que ya existía.

Raúl Almenara Arquitecto
Raúl Almenara Arquitecto RADstudio
No hay comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>