El Street Art de Bansky, un graffiti en la pared de tu casa

A menudo los graffitis callejeros no suelen tener ningún valor artístico, más bien deslucen y ensucian las fachadas ocasionando daños a los propietarios de los inmuebles, pudiendo ser condenado su autor por un delito leve de daños .

Son múltiples las cuestiones que jurídicamente se pueden plantear, así y a modo de ejemplo podemos pensar en que sucedería si el graffiti pintando por su autor en un bien ajeno, fuera considerada una obra de arte con relevancia en el mercado del arte? o, a quién pertenecería la creación intelectual original, al dueño del edificio donde se ha pintado el graffiti o a su autor?

grafiti street style bansky

Podría el propietario borrar los graffitis de la pared pese a su potencial valor artístico- económico? o por el contrario, podría venderlo, y en tal caso tendría su autor derecho a participar del precio obtenido ? o bien, que sucede cuando el grafiti con relevancia artística–económica se pinta en un inmueble de dominio público o abandonado ?….

Las respuestas a los anteriores interrogantes pueden ser espinosas , pues el propietario del inmueble adquiere la propiedad del graffiti sin que el artista plástico tenga derecho a compensación económica alguna , aunque su obra , como creación intelectual original, estaría protegida por los derechos de autor, pudiendo originarse un conflicto al colisionar el derecho del titular del inmueble a limpiar su pared con el derecho moral del autor a exigir el respeto a la integridad de la obra.

Si el dueño de la pared, movido por el valor artístico de la obra, decidiese desafectar el graffiti del inmueble al que se encuentra adherido con el fin de poder venderlo como un bien mueble, el artista grafitero tendría derecho a percibir del vendedor una participación en el precio de toda reventa conforme a lo dispuesto en la Ley 3/2008, de 23 de diciembre, relativa al derecho de participación en beneficio del autor de una obra de arte original.

A la hora de abordar el tema hay que tener en cuenta la evolución y auge que ha experimentado internacionalmente el llamado “arte callejero” o “Street Art“ desde sus comienzos en los años 70 en los grandes núcleos urbanos de Estados Unidos.

En torno al “Street Art“ se cuestiona si es considerado arte o simplemente como todavía opinan algunos , es un medio vandálico de hacer crítica política o social ?. Os respondo a esta pregunta haciendo mención a la obra de Banksy, el artista grafitero más conocido internacionalmente, caracterizándose su obra por su alto contenido de crítica política o social.

grafiti street style bansky

 

Banksy es el sobrenombre con el que el artista firma sus obras, su identidad es totalmente desconocida, alrededor de la misma se ha creado un halo de misterio y de secreto que lo ha convertido en una verdadera marca personal. Se sabe que pudiera ser originario de Bristol, desconociéndose su edad.

Bansky considera que “No siempre los graffitis arruinan los edificios. En realidad, es la única manera de mejorar a muchos de ellos. En el espacio de unas pocas horas con unas doscientas latas de pintura pretendo poder transformar un oscuro, olvidado y sucio agujero en un oasis de bello arte“, ( del libro “Banksy. Usted representa una amenaza tolerable y si no fuera así ya lo sabría” de Gary Shove)

 

grafiti street style bansky

Asimismo, Bansky declaró que “Una pared es un arma muy grande. Es una de las cosas mas desagradables con las que puedes golpear a alguien” , y prueba de ello es la obra que realizará en el muro de Cisjordania entre los años 2005-2007, como el de la niña que sale volando con sus globos para superar el muro, la niña que cachea a un soldado, paloma con chaleco antibalas… ,

Así como los graffitis del 2015 en el campo de refugiados de Calais para despertar la conciencia social entorno a la crisis de los refugiados, entre los que se encuentra el graffiti que representa a Steve Jobs (recordamos que su padre de nacionalidad Siria inmigró a USA).

Actualmente Banksy es uno de los artistas plásticos más cotizados en el mercado del arte (algunas de sus obras han alcanzado un valor superior a los dos millones de euros), el aumento de su popularidad hizo que muchas de sus obras se retiraran de las paredes para ser subastadas por grandes cifras como sucedió con “Slave Labour”, mural denunciando la explotación laboral infantil que se retiró de su emplazamiento original, para ser subastada.

En 2016 tuvo lugar en Roma una exposición inédita logrando reunir más de 150 obras del artista, muchas pertenecientes la aristocracia inglesa y actores de Hollywood.

 

grafiti street style bansky

También podemos admirar la obra de Bansky en los museos, el Museo Moco de Ámsterdam acoge hasta el 31 de mayo de 2018 , la exposición exclusiva: “Banksy -Rie ahora” donde podemos contemplar la obra más famosa del artista como la icónica “la niña con el globo”, quedando atrás aquélla época en que Banksy entraba en los museos disfrazado para “camuflar“ su obra entre los cuadros expuestos, como hizo en el museo Tate Britain de Londres, o en varios museos de Nueva York.

En esta última ciudad, Banksy abrió por un día en Central Park un puesto callejero que atendió personalmente para vender varios de sus obras originales, el resultado de la experiencia fue un fracaso, solo logró vender tres cuadros por aproximadamente 45 euros, sin que los compradores pudieran imaginarse que tales obras alcanzarían posteriormente en subasta un valor superior a cien mil dólares.

Todo ello hace que reflexionemos sobre el funcionamiento del mercado del arte…

Escrito por Luisa Campo Bono

Luisa es abogada con más de veinte años de ejercicio profesional, especializada en temas de Propiedad Intelectual en general y especialmente en el mercado del Arte. Email: [email protected]

l

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>