¿Cómo prevenir y mejorar la tensión baja?

En algunas ocasiones hemos escuchado que tener la tensión alta es un problema. Pero, ¿Y la tensión baja?. Debemos tener en cuenta que algunas personas tienen la presión arterial baja siempre, sin tener síntomas ni sentirse enfermos. Si este es nuestro caso, no hay preocuparse, es nuestro estado normal. No todo el mundo tiene los mismos valores por naturaleza.

Si solo nos baja la tensión al ponernos de pie de manera rápida, lo que se denomina hipotensión ortostática, tampoco debemos asustarnos.  Ahora bien, si sentimos mareos o desmayos, ya se convierte en un problema.

¿Qué significa tener la tensión baja?

La presión arterial es la fuerza con la que la sangre golpea las paredes arteriales a su paso para llegar a todas las partes del cuerpo y nutrir las células. Cuando nuestro corazón late para bombear la sangre, hace que esta ejerza una presión sobre las arterias, a la que se le denomina sistólica y que corresponde con el primer valor que nos indican al tomarnos la tensión, es decir, el más alto.

Sin embargo, cuando el corazón está en reposo, cuando se prepara para volver a bombear, se le llama presión diastólica. Esta corresponde con el valor más bajo.

Si nuestra tensión es de 90/60 o menos, significa que tenemos hipotensión arterial, esto es, tensión baja. Lo que significa es que tanto nuestro corazón como nuestro cerebro, así como otras partes importantes del organismo, no reciben suficiente sangre. Esto, con el tiempo, puede causar todo tipo de enfermedades en los órganos y tejidos de tu cuerpo. Es por esta razón que adquiere tanta importancia la prevención.

Cómo prevenir la tensión baja

Existen diferentes hábitos que vamos a tener que cambiar en nuestra vida si no queremos padecer de hipotensión. Para ello, aconsejamos realizar deporte regularmente. Incorporar el ejercicio a nuestra rutina diaria nos va a ofrecer múltiples beneficios para la salud.

Vamos a cambiar también la alimentación. Al contrario que en el caso de la hipertensión, tomaremos alimentos ricos en sal. También tendremos que ingerir una cantidad suficiente de líquidos diariamente, entre 2 y 3 litros seria lo ideal. Si es agua rica en socio, infusiones de hierbas o zumos mejor que mejor.

Incorporaremos además a nuestra vida las técnicas de relajación, puesto que el estrés puede influir en la regulación de nuestra presión sanguínea.

Otro aspecto a tener en cuenta es la hora de la ducha. Vamos a ir cambiando la temperatura del agua, pasando de agua fría a caliente, y terminaremos siempre con agua fría.

También puede ayudarnos el dormir incorporados. Podemos utilizar una o varias almohadas para ello. En caso de tener venas varicosas, utilizaremos medias de protección.

Vamos a evitar fatigas y tener un peso corporal excesivo.

Con estos simples consejos aplicados a nuestra vida diaria, podremos prevenir la tensión baja o incluso mejorarla en caso de tenerla.

Feliz día Babú a nuestra edad sabemos los importante que es cuidarse bien y mucho!

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>