Visita guiada de la nueva exposición del Museo del Romanticismo

Museo del Romanticismo
Visita guiada por Elvira Gonzales

El equipo de Babú Magazine ha tenido la suerte de asistir a una visita guiada por Eloy Martínez de la Pera y la asesora científica Elvira González de la nueva exposición  sobre la Moda del Romanticismo inaugurada en el mismo Museo del Romanticismo

En ella, además de 22 modelos femeninos y masculinos diseminados en el contexto de las salas del museo, como recreación del ambiente de la época, se exponen figurines procedentes de revistas de moda de la época y fotografías estereoscópicas de comercios y talleres de moda.
Vamos a recorrer juntos el museo, tanto las salas de este palacete burgués que es el Museo del Romanticismo, con todas las estancias características de estas viviendas, como el lujoso salón de baile, la alcoba femenina y el dormitorio masculino o el comedor.
La moda es uno de los fenómenos sociales más interesantes del siglo XIX: tiempo de traumáticos y apasionantes cambios que transforman todos los órdenes de la vida cotidiana y que tienen a la burguesía como indiscutible protagonista.En este siglo, triunfan los primeros grandes sastres con firma propia, aparecen las revistas de moda y damas y caballeros sucumben, por primera vez en la historia,  a los cambios de temporada con sus tendencias particulares.

 

Museo del Romanticismo
Vestido de boda blanco con manga larga

 

El estricto protocolo disponía la indumentaria adecuada al decoro propio de cada actividad: el diario, el paseo, la visita o el baile; y a los distintos acontecimientos sociales, políticos o religiosos.

La exposición del Museo del Romanticismo presenta, asimismo, la evolución que se produce en el traje desde comienzos de siglo y a lo largo del reinado de Isabel II.
En la muestra podrán contemplarse fracs, levitas y chalecos de caballero, junto con trajes femeninos de paseo, goyescos, de baile o de novia e incluso algunos modelos infantiles, que ofrecen una visión global de los usos sociales de la moda en el siglo XIX.

Década a década, la silueta femenina sufre espectaculares cambios que la transforman: desde el traje imperio, fruto del furor neoclásico con el que se inicia el siglo, hasta las impresionantes y voluminosas faldas de los años 60 -ahuecadas con crinolinas, pasando por la austeridad de la década del vestir en 1840 o el desarrollo del busto y las prominentes mangas de los años 30.

El traje masculino permanece, sin embargo, casi inmutable durante la centuria.

El viaje en el tiempo que propone el Museo del Romanticismo a sus visitantes termina de cobrar vida en el momento en que podemos apreciar los trajes pensados, diseñados y confeccionados en el siglo XIX en los espacios en los que fueron vividos.

 

Museo del Romanticismo
Ejemplo de chalecos de la época

De las muchas cosas que hemos retenido de la visita es que, por ejemplo para los hombres, tenemos un elemento fundamental: el pantalón, este aparece en el siglo XIX para quedarse entre nosotros porque; hasta ahora, los hombres vestían siempre con lo que eran bombachos y medias típicos de la indumentaria masculina hasta entonces.

Después,  la prenda con la que verdaderamente se podía ser creativo era el chaleco,  el  único elemento  donde se podía trabajar tejidos más labrados, más elaborados, donde podíamos incluir color tal y como puede verse en todos los retratos colgados en las salas del Museo del Romanticismo; en muchos de ellos se advierte que el chaleco que llevan los retratados es el único elemento de color en su mundo negro. 

Era tan importantes para ellos, que la mayor parte de las prendas las llevarán abiertas para poder enseñarlo.

 

Museo del Romanticismo
Vestido de la It Girl de la época

Nuestro guía, Eloy Martínez nos explica que quiere hacer un homenaje a la que para él era la “it girl” de todo el XIX: la Reina Victoria de Inglaterra, porque lo que ella se ponía, no sabemos cómo, se convertía en moda; era nuestra Olivia Palermo de entonces.

En el momento en que la reina se da cuenta que el cuadro escocés lo llevaba su marido y todos sus amigotes empieza a hacerse unos vestidos con unas faldas absolutamente geniales con e tejido tartán escocés y lo pone de moda.

Fue la modelo ideal de todas las revistas de tendencias de entonces; se empezó a copiar en todos los países. Era una mujer que creaba tendencia.

 

Museo del Romanticismo
Vestido marrón sencillo inspirado por moda “del pueblo”

Este vestido marrón utilizado para la vida cotidiana, es un traje de día para una estancia normal de entonces; en conjunto mucho más acorde a la realidad, donde la cintura es una cintura de una mujer que verdaderamente disfrutaba de lo que era el comer.

La mujeres de la época no podía ponerse morenas;  por esto cuando llevaban vestidos con mangas cortas, les acompañaba siempre unos guantes largos.

Como en los cuadros de Sorolla vemos a sus mujeres al viento en las playas de Jávea, el blanco de los vestidos sí que te decía que estamos en verano pero se seguía cubriéndose todo,  solamente el momento canalla era la noche. La noche ha sido canalla siempre…

 

Museo del Romanticismo
Chaleco para Hipster de la época

Pieza mítica de esta exposición porque lo tiene todo, reúne verdaderamente lo que era la moda y la indumentaria masculina en el siglo XIX , que aúna el espíritu de esta casa; es la levita de Mariano José de Larra, que ha sido cedida por los familiares con pasado directos, aquí se custodia también la camisa con la que se suicidó, es un elemento único porque guarda un poco de sangre de la cabeza…. pero parecía de mal gusto enseñarla; en cambio tenemos su levita.

Vemos en este personaje que era un dandy como muchos de los dandys que hay en la misma habitación del museo. Podría ser un “hipster” de nuestro tiempo.”

Esta visita ha sido muy instructiva y apasionante, hemos visto a mujeres un poco “ligeras” en el salón de baile, imaginando que estaban allí a la espera de que un galán las sacara a bailar, hemos visto a esa madre amantísima en el dormitorio femenino y a una novia que estamos convencidos de que le brillaban los ojos llevando esa copia del vestido de la reina Victoria de Inglaterra.

Hemos paseado junto a personajes con vidas  repletas de historias de amor, de desamor, encuentros y  desencuentros; todos estos retratos que nos han estado espiando mientras visitábamos estas estancias nos han cautivado.

Lo que os queríamos transmitir es que el Museo del Romanticismo en un lugar absolutamente único y exclusivo en el centro de Madrid.

Museo del Romanticismo Calle San Mateo,13   Madrid
Museo del Romanticismo

“La Moda Romántica” en el Museo Romántico Madrid

También te puede interesar leer: Ramón Casas un exposición de visita obligada

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>