Consejos para superar una ruptura después de más de 25 años de casados

El superar una ruptura no es tarea fácil muchas veces. Cuando uno se casa no piensa que su matrimonio va a terminar en divorcio. No obstante, recientes estudios reflejan que la mitad de las parejas casadas acaban divorciándose. El mejor ejemplo estos días ha sido el de Agatha Ruiz de la Prada y Pedro J… nos ha encantado la entrevista que ha dado la diseñadora a la revista Hola.

Muchas de estas parejas deciden divorciarse incluso después de llevar más de veinticinco años casados. Las causas son innumerables, aunque predomina la de la rutina, capaz de romper el más fuerte de los amores.

¿Qué sucede con estas parejas que después de tantos años de convivencia optan por dejar de vivir juntos? ¿Cómo superar una separación así?

Nunca es tarde para un divorcio

La mayor parte de los casos tienen que ver con parejas que en silencio y lentamente han sabido sobrellevar incompatibilidades y problemas que, finalmente, acaban con la separación.

Con el tiempo, la pasión también puede acabarse. El paso de los años y la confianza pueden convertir el matrimonio en un lazo de hermandad en que el deseo se escapa. Del mismo modo, pueden hacer que se pierda el respeto por el otro. Muchas veces en estos casos el cariño se transforma en maltrato. Si es así, ¿para qué continuar con el matrimonio?

Son muchas las parejas que no tienen muy buena convivencia, pero que siguen juntas por varias cuestiones como la edad, la falta de independencia económica, el miedo a la soledad o la costumbre.

Es verdad que existen estudios que aseguran que las personas que se casan o que conviven poseen una mejor calidad de vida, llegando a vivir muchos más años. No obstante, tengamos muy presente que el dato clave es que hablamos de convivencias que son felices.

De no ser así, un matrimonio minado de problemas empeora bastante la calidad de vida y es, incluso, capaz de que se produzca un empeoramiento de la salud de uno o de los dos miembros de la pareja.

¿Sientes que estás cargando con una relación que te lastima? Muchas veces lo mejor es separar los caminos, pese a que los comienzos después de un divorcio tienden a ser dolorosos, máxime después de muchos años de matrimonio. Sin embargo, hay que pensar que nunca es tarde para iniciar una nueva vida.

Causas por las que nunca es tarde

El divorcio debe ser entendido como una vía para estar mucho mejor. Una vez que se supera el fin de una relación, son muchas las personas que vuelven a tomar las riendas de su vida y se las ve revitalizadas. De hecho, por lo general, hacen cosas que antes eran impensables como, por ejemplo, practicar deportes no comunes, ir a clases de baile, retomar una carrera truncada o viajar.

Lo positivo de todo ello, además, se encuentra en que hablamos de actividades que muchas personas deseaban realizar, pero no las han llevado a cabo por culpa de sus parejas. En este sentido, un divorcio es una liberación, una apertura hacia otros mundos.

Otra de las causas por la que nunca es tarde un divorcio es que existe la posibilidad de encontrar otra pareja que realmente nos llene. Se puede volver a tener una ilusión. Claro que es posible enamorarse después de los 50.

Recomendaciones

Veinticinco años de matrimonio es casi una vida junto a alguien. No es fácil decirle adiós a una relación con esta duración. Muchas veces, además, hay hijos que ya han crecido y que han abandonado el hogar. Esto hace que la sensación de desamparo sea mucho mayor.

Hay que tener en cuenta que ante situaciones dolorosas y difíciles, como superar el fin de un matrimonio, se pueden tomar dos actitudes. Una es la de esperar a que pase el tiempo y con él el problema y la otra es la de actuar para mejorar y resolver la situación, de acuerdo a mis necesidades y deseos.

La primera puede parecer la opción más fácil, pero así no llegaré al lugar que deseo. Solo llegaré allí donde la vida o los demás me lleven. Tengo que tener presente que actuar trae consigo un esfuerzo. No obstante, es la única manera de que se produzca un aumento de la confianza en uno mismo y de que se obtengan los resultados que deseo.

Para acelerar el proceso de divorcio y que disminuya el sufrimiento existe una serie de recomendaciones como, por ejemplo, la de que reconozcamos que lo que nos sucede es totalmente normal y que, pese a que es un proceso muy doloroso, posee un principio y un fin.

El final de un divorcio no llega con la firma ante un juez, sino en el momento en que conseguimos la recuperación emocional y física.

Un buen consejo es el de darse permiso para sentir cualquier tipo de emoción que aparezca y el de no compararse con nadie. La misma situación no nos afecta a todos de la misma forma.

Es muy recomendable también darse todo el tiempo que haga falta para recuperarse. Se estima que para la recuperación de un divorcio se necesitan entre dieciocho meses y tres o cuatro años.

Igualmente, todas las noches al ir a dormir y todas las mañanas al despertar, reconoceremos algo positivo de la vida en voz alta. Es importante también que pienses en algo positivo que va a tener lugar como consecuencia de lo que te está sucediendo. Un ejemplo de ello puede ser el que te vas a poder involucrar más con tus hijos o que vas a poder hacer cosas que no sabías antes hacer.

Debes evitar, en la medida de lo posible, situaciones, personas o lugares que se traduzcan en recuerdos dolorosos. No obstante, al principio del divorcio se recomienda no tomar decisiones drásticas como cambiar de casa, a menos que sea necesario.

Es importante que busques muevas relaciones y actividades. Estas formarán parte de tu nueva identidad. Estamos construyendo una vida nueva en la que es posible ser feliz.

Si nos sentimos mal tenemos que darnos unos minutos o citarnos con nosotros mismos más tarde para contactar con pensamientos y sentimientos.

Podemos apoyarnos en las amistades, pero siempre que tengan la capacidad de escucharnos, apoyarnos y respetar nuestras emociones.

En conclusión, superar una ruptura es posible y, a veces, trae consigo muchos beneficios para nuestra vida.

 

1 Comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>